6 de enero de 2007

PETICIÓN DE REYES



Hay personas que dan la medida de lo que son con sus deseos. Así piden a los reyes un museo. Reitero. Un museo, cualquier museo es la incultura, en tanto es muestra de lo que fue cultura como vida, como cultivo, como pasión, como vitalidad. Por eso los museos nos recuerdan a los panteones mortuorios, a los cementerios. La esencia de los museos es el museo de cera. Son algo periclitado en los usos culturales del presente. Por mucha imaginación que se les eche. Y es la repanocha de trágico empeñarse en hacer museos a la antigua usanza. Gastar dineros públicos en tales mentecateces es errado siempre, máxime habiendo tareas sociales urgentes y más útiles. Eso es de locos o de incultos. O de las dos cosas. Tiempo al tiempo.

Que nos libremos de los museos, de sus artes, de sus gentes.

1 comentario:

  1. Anónimo4:17 a. m.

    ¡¡¡¡Jua jua jua jau!!!, qué risa. Tiene usted gran sentido del humor.

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.