31 de mayo de 2008

MERCANCÍA



literato tratante traficante
arte especulador venta tendero
creación consignatario comerciante
producción mayorista financiero
obra comisionista resultante
poeta minorista tesorero
y todo a triste trinque sólo suena
por gracia del mercado y su cadena



30 de mayo de 2008

PARNÉ



Ando escribiendo un texto sobre esta original revista, cuyo interés es evidente, no ya por lo poético, en este lugar, sino por lo meramente financiero; pero sobre todo por el espectáculo total que supone a día de hoy en esta sociedad zapatera de luces y alegrías y de que todo va de maravilla, sobre todo el bolsillo de todos, lleno a rebosar. Que el que se queja es porque quiere o le da la gana, o es del otro partío sin mando, por ahora, claro...

ANARQUISTAS





LES ANARCHISTES


- Y’en a pas un sur cent et pourtant ils existent
La plupart Espagnols allez savoir pourquoi
Faut croire qu’en Espagne on ne les comprend pas
Les anarchistes

- Ils ont tout ramassé
Des beignes et des pavés
Ils ont gueulé si fort
Qu’ils peuv’nt gueuler encor
Ils ont le coeur devant
Et leurs rêves au mitan
Et puis l’âme toute rongée
Par des foutues idées

- Y’en a pas un sur cent et pourtant ils existent
La plupart Espagnols allez savoir pourquoi
Faut croire qu’en Espagne on ne les comprend pas
Les anarchistes

- Ils ont tout ramassé
Des beignes et des pavés
Ils ont gueulé si fort
Qu’ils peuv’nt gueuler encor
Ils ont le coeur devant
Et leurs rêves au mitan
Et puis l’âme toute rongée
Par des foutues idées

- Y’en a pas un sur cent et pourtant ils existent
La plupart fils de rien ou bien fils de si peu
Qu’on ne les voit jamais que lorsqu’on a peur d’eux
Les anarchistes

- Ils sont morts cent dix fois
Pour que dalle et pourquoi ?
Avec l’amour au poing
Sur la table ou sur rien
Avec l’air entêté
Qui fait le sang versé
Ils ont frappé si fort
Qu’ils peuv’nt frapper encor

- Y’en a pas un sur cent et pourtant ils existent
Et s’il faut commencer par les coups d’ pied au cul
Faudrait pas oublier qu’ ça descend dans la rue
Les anarchistes

- Ils ont un drapeau noir
En berne sur l’Espoir
Et la mélancolie
Pour traîner dans la vie
Des couteaux pour trancher
Le pain de l’Amitié
Et des armes rouillées
Pour ne pas oublier

- Qu’y’en a pas un sur cent et qu’ pourtant ils existent
Et qu’ils se tiennent bien bras dessus bras dessous
Joyeux et c’est pour ça qu’ils sont toujours debout
Les anarchistes


ANARQUISTAS

no hay uno entre cien y sin embargo existen
la mayoría españoles vete a saber por qué
parece que en España nadie entiende a
los anarquistas

se han llevado de todo
sopapos y palizas
han gritado tanto que
aún pueden seguir gritando
tienen el corazón delante
y los sueños en medio
y el alma atormentada
por malditas ideas

no hay uno entre cien y sin embargo existen
la mayoría españoles vete a saber por qué

con el arma en el puño
sobre la mesa o sobre nada
con un aire terco
que hace derramar sangre
han dado tantos golpes
que aún pueden seguir dándolos

no hay uno entre cien y sin embargo existen
la mayoría españoles vete a saber por qué
parece que en españa nadie entiende a
los anarquistas

tienen una bandera negra
a media asta sobre las esperanzas
y la melancholia
para arrastrar por la vida
cuchillo para cortar el pan de la amistad
y armas oxidadas
para no olvidar

no hay uno entre cien Y son embargo existen
la mayoría españoles vete a saber por qué
parece que en españa nadie entiende a
los anarquistas

(versión libre en español)


boomp3.com

29 de mayo de 2008

GENERAL Y PARTICULAR

Mientras me preparaba la comida he estado reflexionando sobre lo particular y lo general. Tal vez algo acometido, en mis fueros mentales, por la extraña gripe de tan extraño mes de mayo como vivimos. Sus trampas y sus carencias, digo de lo particular y general, no del mes corriente o de mi alergia. No falta persona que me diga, hombre, Agustín, eso de generalizar sobre el partido de mando único en Extremadura es peligroso, injusto, un enorme error port tu parte, no todos son iguales, y si alguno te llamó etarra, terrorista, ponebombas fue ése, y no el resto de la gente que milita en el partido, que la mayoría te respeta, o simplemente pasa de ti, que no eres sino uno más o menos…
Bien, lleva su razón quien tal me dice, con su buena voluntad. Aunque nada es lo que parece. Pero creo que debería decirlo también al capitoste letrado y juez de arte y parte señor Garzón, creador del ataque generalizado para terminar con el mal, o el mal que a él, y los suyos, le interesa. O debería decírselo a la policía española, bueno, a la polícía en general. Porque en esto, como en casi todo, en todos sitios cuecen habas y es genérico o general, con muestras particulares. Porque es cierto que el señor juez mete en el mismo saco todo lo que no es bipartidismo en Euzkadi, o sea que es etarra todo lo que no sea bipartidario de concienzuda grey, o lo que llaman allá, los del bando errado, españolismo. Y ha regenerado, el señor juz jiennense, la antigua cosa de los conversos y de las sospechas sociales en cómo es cada uno en lo particular, y que todos podemos ser de ETA, si eso interesa al cotarro en mando, que las pruebas ya se las inventan, o inventarían las cúpulas diversas y multitudinarias de la organización, si menester fuere. Que poderoso es don dinero y más quien lo inventa y respalda de valor… Cualquier persona culta me entenderá si menciono El Retablo de las Maravillas, entremés de Cervantes que nos viene al pelo e ilustración de lo que comento. Porque pal juez todo es ETA mientras no se demuestre lo contrario, todo ciudadano vasco, o aledaños, que no admita el sistema establecido como constitucional y tal y cual, es etarra, hereje, digno de la hoguera, del infierno, y por lo tanto todo vale contra el mismo. O traga lo que digan los poderes establecidos, al unísono, o es un peligrosos etarra. Si pone en cuestión o se burla de las operaciones policiales propagandistas y electorales, si se mosquea por las muchas cúpulas de ETA desmochadas y su imposibilidad, si dice que todo es propaganda, si habla de torturas o estado de derecho, si defiende que se legalice a todo partido, y se actúa sobre aquellas personas que militen en los mismos, si hubiere pruebas e indicios de que actúan delictivamente, y que ningún partido ni organización debe ser declarada criminal o ilegal, sino a sus gentes, y sólo a aquellos que cometan delitos, porque si así fuere, qué sería de los bipartidarios por los GAL, por los afanes de latrocinios cometidos, por sus seculares errores y desmanes, no sólo de errores, sino de terrores, por sus engaños, fraudes, incumplimentos, muertes y robos, que haberlos haylos...
Es esa la doctrina remamada en sus años neoyorkinos – me refiero a Garzón-, porque aquí la mamó en carne propia e histórica con sólo visitar los usos y abusos inquisitoriales. Para la Inquisición uno era hereje mientras no demostrara lo contrario, y aun con esa lo era si interesaba al bolsillo o al erario, o al interés llamado general, cuando no particulas, que es el más particular que haber puede.
Por ello, siendo un servidor un humilde aprendiz de sabios que en el mundo son, me he declarado discípulo de Garzón en lo esencial de su docta doctrina… Esto es, que generalizo para terminar y acotar el mal del enemigo allá donde surge. Por ello aunque es cierto que fue un tarado el que me llamó terrorista, mataniños, ponebombas y etarra, voy y lo generalizo, y como aquél tarado tuvo sus apoyos de gente del partido, y como desde el partido nunca se me pidió perdón, o se me dio una explicación o algo de algo, sino que, a quien las pedí, fueron contumaces en el yerro y en la consideración de mi persona, infectándome con la sospecha y sambenito y haciendo recaer sobre mí la duda; pues hago lo que se aprende de Garzón: todo el entramado del partido, todas sus personas, aun los que estén naciendo ahora o hayan fallecido hace cien gloriosos años, son lo mismo a todos los efectos: esto es, infamadores utilitarios de ETA para matarme civilmente, moralmente, políticamente, etc. Y en utilización de mi código personal de valores, unos perfectos y canallas criminales alevosos, reincidentes, contumaces, impunes…
Y cuando digo el entramado partidario me refiero a todo lugar donde tenga poder, o sospecha de poder, negocio o lo que fuere, desde la fundación Pablo Iglesias hasta los GAL, pasando por una simple caseta de ferias el servicio de la cosa. Quiero ser un perfecto discípulo del señor juez estrella que orienta mis pensamientos en esta cuestión, que no se diga.
Que siempre es hermoso aprender tanto de gente tan sabia, o donde las dan las toman, que diría el saber anónimo y popular.

28 de mayo de 2008

REGALO



Sobre 1975 y 1979 este, que suscribe, se puso a elaborar una revista de literatura, en Llerena, sin recursos y sin apenas colaboradores. Impresa en ciclostil y en máquinas de diversos lugares que, de alguna manera, eran expropiadas para tan noble tarea. Desde la habida en un colegio-residencia de religiosas, las Hermanas del santo Ángel, hasta la perteneciente al colegio público Suárez Somonte, cuando no la del instituto de bachillerato (entonces) Fernando Robina, y no recuerdo bien si la del colegio Nuestra Señora de la Granada... Entonces eso del ciclostil era la forma de impresión de esas cosas, ya que la imprenta estaba cara, o nos lo parecía. Luego resultó que no. Donoso suceso muy común a algunos apasionados de este tipo de actividades, como cauce a la creatividad literaria.
Un hecho oscuro, ocurrido en un lugar oscuro y apartado, en una sociedad oscura que salía de una dictadura a no se sabe dónde, en un país oscuro… Sobre 1980, y residiendo en Cáceres, me pude dar cuenta que no se siembra vanamente el mar. Creo que era el primer congreso de escritores extremeños, y en una ponencia de Hernández Gil sobre publicaciones y revistas extremeñas, el que fue presidente de las Cortes constituyentes, y jurista de prestigio, se me sacaba a relucir, y la revista que entonces hice, Miscelánea, como una de las publicaciones de ese tipo más importantes y novedosas en Extremadura… Es mi memoria.

Por aquella época se cocían otras cosas en otros oscuros lugares, que después han visto luz. Uno de ellos era san Sebastián, en el barrio del Antiguo, y en 1978, donde nace el grupo CLOC de Arte y Desarte. Y estos datos los tomo del mencionado libro de Juan Manuel Díaz de Guereñu, CLOC, Historias de arte y desarte (1978-1981), 1999, Hiperión...
Y todo para celebrar el recibo de un libro, ayer mismo, víspera de mi cumpleaños, de Francisco Javier Irazoki, Los Hombres intermitentes, 2006, Hiperión, uno de los miembros de CLOC, con prólogo de Fernando Aramburu. Me lo manda desde París, donde reside. Y todavía no le he leído, estando como estoy con la cabeza espesa y el cuerpo derrotado con una especie de gripe, catarro o cotarro de esos raros que ocurren cuando el tiempo anda así de revuelto, con estas lluvias intempestivas y estas variaciones bruscas de temperaturas, que parece abril extraño, sino lo mintiera el calendario. Bueno no lo he leído del tirón, aunque sí he oliscado algún que otro texto. Me lo quiero reservar para un buen momento, lo más pronto posible y cuando me recupere de esta cosa griposa. Por gozarlo mejor y claro, que promete. Y traer aquí mis observaciones y mis criterios de lector estudiado y puesto científicamente en la material de lo que se llama crítica literaria, por supuesto con el amor que don Ricardo Senabre me enseñó para tales menesteres, porque sin amor no hay crítica nunca.
De principios tengo que decir que me encanta el diseño de la portada y del formato del libro, como pueden ver en la foto. Lo prologa Fernando Aramburu, quizás el miembro más destacado del grupo CLOC en la cuestión mediática, bien que para minorías, por fortuna. Reproduzco la breve carta que lo acompañaba, en la duda de si debo o no; pero teniendo en cuenta que ya es mía lo hago con permiso de Irazoki. No creo que se me moleste este patriarca barbado y de pelos largos que aparece en la foto interior, puro bueno y musical... Borro sus datos personales, eso sí, con todo respeto.
ALGO MÁS, O MENOS
Y tengo a bien reproducir un texto, del libro, de los que ya he leído, al vuelo y antes de mi lectura en orden. Se trata del último, que de él se colija algo de sus valores de narrador y lírico, Aramburu dixit.
Tengo que decir que mi ejemplar es único, he encontrado un abrazo entre sus páginas, y no se va...


BIOGRAFÍA

HUBIERA AGRADECIDO algo de viento, que unas hojas y el polvo se moviesen entre los edificios rojos. Cuando llegué a la ciudad, mi perro caminaba como títere apaleado por la batuta del sol.
Busco a alguien que se llama como yo, que ha tenido una vida idéntica a la mía. Grito mi nombre a las ventanas y puertas cerradas. Al fin un hombre me ve desde su mirador enrejado, desciende y se aproxima mientras repito la llamada. Después, dos niños se unen a nosotros, y también los animales asoman su curiosidad temerosa. Poco a poco, aumentan los grupos de mujeres, muchachos y viejos que acuden a la cita. Todos desconocidos, en sus rostros se repite un rasgo común: mi mirada. Dónde está el hombre al que llamo. Quizá no pueda abrirse paso entre quienes me acompañan. Caigo en el aire quieto. Ellos se disponen en círculo alrededor de mi ausencia.

26 de mayo de 2008

ACRÓSTICOS



SONETO ESTRAMBÓTICO
de L. de G.
A Luis Álvarez Petreña, por el título de su espejo.


La aurora de azahares coronada
Aras te destintó, te hurtó el fuego,
Ceniza la hará si abraza el humo
A la que luce y ambiciosa entrega.

Las que a otros negó piedras oriente,
Ídolo de cristal y de zafiro,
Estos peñascos, como lo vio Atlante,
No crea mi dolor; y así, es mi fruto.

Temo, que quien ama temer debe
Arroyos prodigiosos, ríos violentos,
Pesadas señas de un deseo liviano.

¡Oh, rubia Clori, oh dulce mi enemiga!
Llorar sin premio y suspirar en vano.
¡Amantes no toquéis si queréis vida!

¡Sacra erección de Príncipe glorioso!




Hace un tiempo, que quiero alargar todo lo posible, llamé a una dama por lo que hacía, o sea la calientapollas, siendo cierto con la realidad, y sin afán en mi ser de insulto, sino de notario de lo real y fisiológico. Puede que me pasara en la apreciación, seguro que lo hice, y lo lamento por el enfado de la dama. No me preocupó mucho, y recordé el donoso soneto leído, muy jovencito, en la novela Vida y obra de Luis Álvarez Petreña, de Max Aub, edición de 1965. Porque esta novela de Aub tuvo como tres ediciones (1934, 1965 y 1971), con sucesivos cambios y variantes, vicisitudes diversas, de forma que se puede llamar novela viva o cambiante. Este soneto fue incorporado al comienzo de la segunda parte, en la edición de 1965 (Biblioteca RTV), como pórtico de un texto titulado Leonor, que se había publicado, a su vez, en Sala de Espera (1950). Cuando el percance con la dama, y llegué a mi casa, busqué denodadamente el ejemplar viejo y releído que tengo de Vida y obra de Luis Álvarez Petreña. No lo encontraba, pues con la mudanza de hace año y medio aún no he ordenado convenientemente la biblioteca. Y quedó pendiente. En estos días barceloneses, un domingo y por el barrio de Gracia, cuando iba al cine a ver la peli Elegy, entré, en muy buena compaña desde luego, en una librería. Me sorprendía que siendo domingo la librería estuviese abierta y con bastante público. Como siempre que entro en librería nueva me dirijo, imán, a la sección de poesía que, o no existe, o es exigua, abandonada y sola. Y allí estaba ese primer volumen de las Obras completas de Max Aub, Obra poética completa, editado por la Generalitat Valenciana, en la Biblioteca Valenciana, en 2001. Busqué ávido el soneto de marras que no pude leer meses atrás, al no hallar el libro de Aub, y hete aquí que lo leí.
Como puede observar el lector el soneto está hecho con versos electos de la obra de Góngora, o cogidos de la obra gongorina, y es soneto acróstico, esto es, que si unimos la primeras letra de cada verso, en orden descendente, iniciando por la izquierda, y las enlazamos, tendríamos: La calientapollas..., que he puesto en negrita en el soneto.

UN POEMA



ELEGÍA DE ULISES SOLO


Cruzando valles, subiendo puertos se irá,
se harán miles de kilómetros de noche.
El hambre, el sueño y la sed, las peripecias
como precipicios al borde de los pies.

Peleando cataclismos, mascando esparto,
deseoso de que el tiempo y la distancia
se dilapiden por encanto, fútiles,
llegarás a la decepción aislada: Ítaca.

Ítaca, isla sola, insondable soledad
esperará al viajero después de aventuras,
después de sortear la muerte y las dudas.
Ulises solo como Robison Crusoe.

Astuto hijo de la noche, rayo de sol.
Ansias, angustia, hálito, miedo tendrás
empujándote de la isla sola, soleada.
Ya le llovieron los adioses de mujer.

Ulises nunca encontrará paraísos,
jamás Ítaca será el seno materno,
ni el amor se hallará en una isla.
Penélope no le ama, jamás le amó.

Días oscuros del alma, noche esperando
las naves que te lleven de vuelta,
fuera de Ítaca, fuera de las islas,
al continente frío, ancho, inabarcable.

No hay isla de amor, soñar que hubo
fue un engaño estruendoso del sentido.
No hay penélope que habite esperando,
ni hay realidad que al ensueño responda.

Sigue el amanecer al barco que lleva
al odiseico esperanzado de vuelta
a las vorágines aulladoras del mundo,
sin amor, cargado de desesperanzas firmes.

Ni el sol anuncia un nuevo día
porque asome rotundo en los cielos.
Un sueño mortal acomete después de la noche,
borra la esperanza, el amor, el deseo, el sueño

Yo, Ulises, solo robinson, nunca aislado
vago por este continente mortal, en occidente.
Confuso, escéptico, caótico, laberíntico cerebro el mio.
Miro los niños y sigo, empujado en mi camino.





De Viático para Teluria sola, 1989

SOBERANÍA ALIMENTARIA

La soberanía alimentaria asegura una alimentación sana, permite un mundo rural vivo con agricultores, combate el hambre en los países en vías de desarrollo, y también protege contra la especulación con los precios.
VER ARTÍCULO COMPLETO

Una vez leído el artículo anterior, del que extraigo esa frase final, me pregunto las razones por las que en Extremadura no se llevan políticas económicas tendentes a instaurar esa soberanía alimentaria, que vitalizaría su ruralidad, o sea, a toda ella, y no la estúpida apuesta por proyectos industriales refineros, obsoletos, desgraciados y decimonónicos. ¿Es que esos sindicatos mayoritarios, ese partido único en mando son tan ignorantes, y por ende, malos y pervertidos? Estamos en un tiempo único, en el que Extremadura puede erigirse como zona donde aplicar alternativas nuevas, formas de vivir y de estar, formas de habitar el planeta diferentes, no en competencias con otras formas del pasado, o del presente, que marcan el Capital, el Mercado y la Propaganda… Pero me temo que los jerarcas de la Junta no están por la labor, por la inteligencia que eso supone, por alternativas. Me lo casca eso de la refinería y todos los proyectos al uso del Capital más encebollado que dominar puede…
Ayer leí en el HOY los gritos dados a Zapatero por los seguidores partidarios, precisamente en el cortijo donde se celebró un jolgorio, esos gritos decían: ¡Zapatero trae industrias! Y seguramente se refieren a la cosa esa de la refinería, que estando el petróleo cada vez más caro y difícil, el transporte no veas y demás, pues será un lindo negocio industrial para Extremadura, no lo dudo, bueno para esa Extremadura particular del pelotazo Gallardo y sus compinches partidarios, que para la real ya veremos que no. Una vez más de culo, cuesta abajo y sin frenos al futuro.
Y no me vale el pasteleo de intermediario pal mercado de abastos del negocio... Que como este sistema capitalista, lo mismo que los de dominio anterior, colaterales o simultáneos, hace de la necesidad negocio, pues los listos están, desde hace siglos, haciendo negocio con el hambre y la necesidad, y los listillos les ayudan siempre, que eso, listillos son los polis de siempre, una jartá...

24 de mayo de 2008

METAMORFOSIS







No más cantar por monte, selva o prado
tu dulce nombre al eco enamorado.
José Cadalso


Tu nombre de flor de guadaña
cortando el agua de mi garganta.
Con tu nombre de yema de hacha
naciendo en mi cuello descuajas.
No sé decir tu nombre con corbata,
la de tus pelos estrechados en enredada
asfixia que me acobarda.

Borbotones, jirones de gualdrapa
se amontonan a miles en mi boca
que, fiera, totalmente alampa.
Los mares frondosos de tu nombre,
los mares de sargazos, laringe de algas,
los mares de pantanos que me aguardan,
mares de atragantes, mares que apelmazan.
Mares atosigantes, mares que reclaman.
El mar de tu convulso nombre
inunda mi boca, enorme riada
que entre dientes escudriña la lengua;
no acierta a acertar la garganta.



De Viático para Teluria sola, 1989

LOS PECES Y SU CÓPULA


Cuando la primavera está en su plenitud y la tierra se cubre de flores, los animales se llenan misteriosamente de estímulos sexuales, piensan en boda y se pirran por copular unos con otros: los de los montes, todos los que habitan los mares y todos los que vuelan por los aires. Por lo que a los peces toca, unos frotan contra la arena la hueva que es densa y pegada entre sí, y otros, según van nadando, sueltan una cantidad de hueva como todas las arenas del mar, ¡la intemerata!, pero los peces machos que nadan detrás engullen lo más de ella. Y hasta a veces van delante los propios peces machos que van echando un chorro de lecha que las hembras que los siguen engullen muy insaciablemente y, así, quedan fecundadas. Y en esto consisten los varios modos que tienen los peces de copular. Más arriba dije que algunos peces hasta cohabitan con las hembras ofreciéndoles todos los honores de esposas, que las guardan y que en ciertas especies de peces hasta se enciende en los machos su aquél de celos.
Historia de los animales, Claudio Eliano, Libro IX, 63 (edición de José Vara Donado, 1989, Akal)
Esta hermosa adquisición, este libro de Claudio Eliano, la hice mientras esperaba coger el tren Sevilla-Llerena, de las tres y cuarto de la tarde, el viernes pasado, en una librería Beta que está por Nervión, y relativamente cerca de santa Justa. Había llegado de Barcelona en el tren-hotel que arriba a Sevilla sobre las ocho menos cuarto de la mañana, luego de una noche de traquetreo y sueño. Hay en ella, por fortuna, restos de libros descatalogados, y muchos de esta incomparable colección de Akal/Clásica. También adquirí otros de los que dejaré buena cuenta por este sitio. Lo merecen tanto como éste que comento, en su uso y lectura, sorpresas y juegos. Otra manera de ver esto de los libros, aparte de la académica de relamidos, comerciantes y vanidosos culturetas, cuando no ya gente que los usa contra el aburrimiento, mala cosa para usar los libros esta última, mala cosa y muy común para desgracia de los mismos.
Es lo que sucede que, en su día, este texto de Eliano era algo considerado científico, serio, algo real sobre los animales, y hoy no lo parece, sino que por el estilo, recursos y forma resulta todo un relato, ensayo o como se le quiera llamar, que es una delicia. No dejo de leerlo a salto de mata, esto es, lo abro y leo, siempre encontrando amabilidades y sorpresas sobre el mundo animal, que más bien parecen pertenecer a algún tratado meramente literario, creativo, inventivo, lúdico y poético que toma los animales como excusa para crear un texto, que resulta siempre sorprendente, inventivo, o llena de una inventiva sorprendente, y pese al autor, que seguro que no pretendía ello cuando lo escribía, sino que lo que derrama en sus páginas es producto de las muchas creencias, opiniones y formas de ver y tratar a los animales en el mundo antiguo, desde tiempos antiguos, digamos que como humanizándolos en lo mejor y más humano. O sea, el libro se erige como recopilación de toda la mítica animal, la llamo así, que se cuece en el mundo antiguo, griego y romano, y aun beréber o celta.
Pero no creo que lo lea del tirón. Así sería demasiado manido, demasiado fácil, y no es para eso. Para percibirlo, como quiero, necesito leerlo como lo estoy haciendo, al azar, a ojo de buen cubero, como aquel que pasea por el mundo y ahora se le presenta un pez, luego una rana, más allá un elefante y allá una perdiz de lujuria, o una oca, cuando no un korokótta (Eliano dixit), un perro de Dafnis o un oxirrinco, la esfinge u otra oca egipcia, o la foca enamorada de un buceador, los camellos de Bactria, un grifo, una viuda negra, saber de la continencia de la paloma y de la lujuria de la perdiz, el basilisco y el león que no se cría en el Peloponeso, de que el elefante blanco defiende a su amo, el incesto involuntario de un camello, como atraviesan los lobos un río, el tarando, el pez piloto que guía las naves, o el origen de las serpientes, de que al elefante le agradan los perfumes, como ahuyentar a los perros, lana irritadora de la piel de león, perfumes intolerables a ciertos animales y a ciertos hombres, de como las aves protegen contra hechizos, en dónde nacen las avispas, la manera de efectuar la cópula la víbora, los deliquios amorosos del mújol, la edad de las abejas, los animales enamorados de hombres, el cuervo como ave adivinadora, zahorismo del mulo, o cómo respira la cabra, dando esta lista al vuelapluma impreciso y el ojeo del libro... Sorprendente en verdad.
Y nada, nada, pese a los trajineros de la cultura, ese culturetariado indigente, editorial y mercachifle que tiene tomada la universidad y los ministerios por poetas de la zeta a la a, considero la obra de Claudio Eliano una obra maestra de la pura literatura, sobre todo cuando se refiere a animales que existieron hasta hace poco, y que esa locura, del trepaje y el progreso capitalino y capitalista y oscuro de refinerías, que hoy posee a los del culturetariado, los eliminó, víctimas del mercado y el ansia de poder.
Pero reconozco que lo que me movió a leerlo fue parte del texto de contraportada, y eso hojeo sorprendente: Eliano (en torno a 170-249 d.C.), exponente del helenismo tardío que se resiste a morir y raíz de la variopinta floración de motivos animalísticos que adornan las diversas manifestaciones del arte medieval, escritor de fácil pluma a caballo entre el rigor de la ciencia (Aristóteles) y las fantasías de la imaginación (tradición fabulística), representa, por su cálido y fraternal amor hacia los irracionales, un significativo precedente de su paisano Francisco de Asís, por su condición de inspirado cantor de las virtudes ejemplares de los animales, prestigiosos modelo de nuestro Fray Luis de Granada, y, por su denodado esfuerzo en pro de estos seres privados de razón pero muy razonables, noble antecesor de los modernos apóstoles de los débiles e indefensos.

23 de mayo de 2008

TORTURA

Uno ha oído estos días algo sobre el Parlamento Vasco acerca de la tortura. Y como uno es curioso olisquea allá y aquí, contrasta, valora, critica, ve, juzga, se informa... Como sabe de sobras como pajean los poderosos sobre el asunto se ha ido a ver cómo está el tinglado de la tortura aquí, que se tortura, mire usted, desde siempre. Ni democracia ni leches, que el poder y la fuerza es el poder y la fuerza, que se dicen los practicantes antañones del asunto. Y he visitado la web de Amnistía Internacional. Como siempre, mande quien mande, y más si mandan cínicos y personajes que son lo que son por la publicidad y la mentirosa propaganda. Y recojo esto del informe llamado Sal en la herida, sobre la tortura en España y la preocupación de AI sobre el caso. Me temo que la cosa es aún peor, señor Ibarra, ¿qué me dice? ¿Pedimos segundos de silencio por los dolores de los torturados? O segundos de sobrecogimientos…
Dice el informe, que aconsejo encarecido que lean, para estar informados de primera mano, o a lo menos de otra mano, y no intoxicados por los medios publicitarios de información, contrasten, comenten, pregunten, apliquen el sentido común y no se fíen de nadie del poder nunca:

Sal en la herida. La impunidad efectiva de agentes de policía en casos de tortura y otros malos tratos (Noviembre de 2007)

Junto con otras ONG nacionales e internacionales y diversos órganos de derechos humanos de la ONU y el Consejo de Europa, Amnistía Internacional lleva años expresando honda preocupación por casos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes (malos tratos) inflingidos por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en España y por la impunidad efectiva de los responsables en muchos de ellos. En el presente informe se ponen de relieve algunos casos investigados por Amnistía Internacional, en los que las víctimas afirman haber recibido golpes, patadas, puñetazos e insultos de agentes de policía, incluso estando esposadas y tanto en la calle como bajo custodia policial. En sus denuncias, estas personas aseguran también que los agentes las amenazaron con una pistola o un cuchillo, las azotaron en las plantas de los pies y las amenazaron de muerte. En uno de los casos, los policías dijeron al detenido que si no cooperaba violarían a su novia. En otro, la víctima estuvo varias semanas sin oír por un oído a causa de los golpes que los agentes le habían propinado en la cabeza.
(Y SIGUE…)

Y no teman saber más, o escuchar otras posturas, tal vez esclarecedoras y demoledoras, o que llevan a pensar en algunos asuntos de forma no simplista. Porque hay que ponerse en la postura del torturado, para entender algunas razones, y bien digo entender y no apoyar, que no es lo mismo. La simpleza informativa es peligrosa en todas sus vertientes. Y el terror anida en toda covacha de poder, desde siempre, siembra vientos y recoge tempestades. Lo malo es que las tempestades afectan a los de abajo, siempre, siempre a los de abajo...
Y cada semana hay algo que contar por estos lares zapateros. Nada cambia, todo permanece.
Por ejemplo, miren esta visión tan distinta y distante de algunas manipulaciones políticas, y de auténtico terrorismo mediático, que hacen los unos frente a los otros. Hay que leerlo todo...

22 de mayo de 2008

EL VOTARATE

No creo que la inteligencia o la sabiduría la den los votos, tampoco las botas que se usen, o algo externo como una corbata, una medalla de los colegas y deudos políticos, vestirse de limpio o tener dinero. Auto potente, y aun menos el aplauso general o total de los otros. No.
Por ello no tengo en mérito alguno a este señor Ibarra. Maestrillo de formación, y profe universitario menor en lo actual. De esos arribistas que hacen magisterio para la solución del chusco y la colocación, y luego se encargan de trepar a otros altos lugares del escalafón. Sin ciencia o conciencia vocacional, por supuesto. Tal es, o pretendió, Ibarra, ya que la cosa política, al uso del país, le arrastró casi siempre en vorágine de mando, por supuesto, que no de servicio. Y fue carismático líder, con lo vergonzoso del suceso y el hondo significado caudillista, de tan mala memoria para este país, con un Caudillo de progenie al que tantos imitan.
Hace unos años le escribí, en su calidad de secretario del partido Único del Cortijo Estremeñí (UCE), referente a que un secretario local de la cosa suya me llamaba etarra, mataniños, ponebombas, terrorista y otras peligrosas y difamantes lindeces en el diario regional por antonomasia, costumbre y poder, o vulgo HOY. Ante mi asombro no sólo no escuchó, o leyó, o le leyeron, atento a la gravedad del asunto, sino que se revolvió y con su consuetudinaria y brutal manifestación, que tanta vergüenza ajena provoca, me decía que algo habría de verdad, y que por algo sería, y barbaridades similares, sin importarle un pimiento mi vida, o su peligro, mi buena fama o la barbaridad y derivaciones que se suponían de aquello como carta en un diario de información general. Además a mí no me vota nadie, se pensaría, y a él muchos… Ante eso me juré recordárselo hasta el hartazgo y per secula seculorum, viendo el pajeo del payo en mando en Mérida. Y echarle la cruz a su partida, para mí, por varia razón, de facinerosos arribistas y gente de m(b)otín y trinque institucional. Llamar etarra a un ciudadano en un medio de información, y a un ciudadano que se dedicaba a la docencia, es, era y será una canallada sin límites, algo muy gordo, peligroso, fascista y de un terrorismo institucional propio de estos mandamases tan votados como Ibarra. Para mí era suficiente esa prueba del algodón de la gente de su partido para situarlos en la negra cosa de todos los tarados de mando que en este país han sido, son y serán, y en el extranjero, claro, por mucha publicidad engañosa, o de gente engañada que ande en eso y ese partido. Y nada me mueve a cambiar de parecer. Así que me entiendan los que de buena fe, y poco conocimiento, anden milites en el tal partido de Ibarra; pero la verdad es la verdad y los hechos los hechos, por mucho que se oponga en catecismo que les den y la comunión diaria que tengan, o lo que les prediquen los jefes desde los púlpitos, que todos los púlpitos son mentideros de trolas y de tener que creer lo que no ven ni tocan, ni huelen.
Va a más la cosa si hablo del trato de la llamada Justicia. Ante mis acciones para que procediera, por craso delito, contra los sociatas implicados, todo ha sido en balde y de un claro comportamiento prevaricador con demasía por parte del personal de esa administración política. Lo último fue el sobreseimiento y archivo de la causa sin comunicármelo, como es obligatorio y prescriptivo legalmente, como parte personada. Hasta que lo denuncie algún día, que no lo haré, para que conste el atropello y la vesania, la injusticia y la maldad y conchabeo institucional, y de como los jueces son arte y parte en la cosa política a favor del mando y el Ibarra votado, más y más, y sus chicos. Y de como ni hay justicia ni democracia. Es mi botón de muestra, congruo y grande. Que haber hay más y tal vez más importantes. En la frente del manijero siempre, y de sus gentes, por mucho y votados que fueren, pongo esta lacra. Que eso de usar a ETA para demonizarme, ningunearme, mentirme, difamarme, eliminarme social y políticamente, es más perverso y terrorista, terrorífico, que todo lo que la propia ETA, si existe y no es invento, ha hecho, hace y hará.
Por eso este teatro estúpido de premios y medallas, dadas por sí mismos y para sí mismos, en última instancia, o por los coleguillas que se ufanaron y afanaron en la trepa del poder, bien seguidos y dirigidos por el líder amedallado, a costa del erario público, del que trincan sin tasa, pues lo mandan, ya que de sus bolsillos, como de sus mentes, poco sale, o nada. Estas manifestaciones de electoralismo y política barata, este tronío, esta cosa de más mejor, me suena a irrisión y mezquindad propia del ignaro metido en harinas que le vienen grandes. Lleno de miedos y odios típicos del conservadurismo tradicional español, lleno de mucha y mala ignorancia. No es más que los que lo han votado de siempre, una excrecencia del modelo social que se heredó de Franco y sus costumbres. Porque los muchos en votos no son sabios, antes al contrario. Y más en una democracia de pachanga y mentira como hay, con trucos del almendruco. Que esa es la gorda.
Conozco bien Extremadura y para estar ahí tanto tiempo (el primero dice y el Único –y su propiedad-, repito) hay que haber dado muchos empujones, haber hecho muchos daños colaterales, haber apartado a los valiosos... Sobre todo al tenor de como está la zona de su mando y sus pretensiones y servicios: que si refinería, que si marginaciones de no comulgantes, que si acosos sociales y políticos, cuando no de terrorismo mediático como el que siempre ejemplifico con mi caso, en la frente de Ibarra clavado. Por ello a más de dos años de mi blog, y a propósito de méritos y medallas, he tenido a bien poner y repetir aquí su contenido, esos sonetos.
Desde la bondad, sin ignorancias, miedos ni odios; pero con toda la dureza contra los que hacen de eso –ignorancias, miedos y odios- fortuna personal y mando en Extremadura, representados en el lindo líder adorado, y adobado, como cumbre del poder de cortijo o Junta, que tanto montan.
Creo que lo extremeños tienen que liberarse del sentido del caudillismo, irredento, para ser cada uno dueño de su destino y su propio líder. Y en eso los caudillos castran todo, merman todo, y ensucian más. Sobran.
Para gente con mal entendimiento le apunto que nada personal me lleva a escribir esto, sino el puro sentido de justicia y verdad, con criterios, no con opiniones o creencias, que nada valen frente al uso limpio de la razón y la racionalidad, fuera de ideologías y otras inflamaciones mentales. Que con esta gente no caben esas cuestiones, pues no tienen ni idea propia. Todo es ajeno. Identifican su yo con Extremadura y a Extremadura con instituciones políticas y esas mismas con sus egos, a esos con sus ideologías, que no se sabe lo que son ni el qué, y vuelta a empezar el mareo de la perdiz simplista. Y en esas está la ganancia de pescadores.


SONETOS SATÍRICOS
A UN POLÍTICO
QUE LLEVA
MÁS DE TREINTA AÑOS
EN EL CACICATO AUTÓNOMO,
EJERCIENDO
EN PLENA POTESTAD
DE LOS QUE
LE RINDEN SU
SERVIDUMBRE VOLUNTARIA


BEHEYOTARY

I

Verbenero y famélico tal zote,
de tal morra barbián y de tal morro,
orgullo de bellota un tan ceporro.
A la brutalidad le da garrote.

Caudillo montaraz y de pegote,
barbiblanco nublado lo recorro,
por su facha cortada con engorro
en parecer lo que no tiene dote.

Tiene dotes de mando y desafío,
cuajado de soberbia tabernaria,
llamada prepotencia del más pío.

Lo acicalado de su indumentaria,
cuidando de la lente el atavío,
muestra zafia, cerril la maquinaria.

II

Tiene nombre de rey y el primero
de los claros varones del partido,
por su porte, su coz y su gruñido,
por su timbre, su tez, su mentidero.

Cinco broncas, en el amarradero,
lleva ya tan ganadas de corrido.
Alguno vio haber sido nacido
profesional político artillero.

Muy pagado de otros, y de sí.
Le rezan con sus votos los paganos.
Orgullo su prez. Claro frenesí.

Las tierras del cortijo están ahí,
contemplan treinta años chabacanos,
del amo electoral con pedigrí.


NOTA.- Invento un vocablo votarate, con v, para designar al más votado, al más en todo, en general.

PONER PUERTAS AL CAMPO

To vomit gall in slander,...
John Donne
Cuando contemplo los jacarandosos cuchipandas, la hartera de ignara tropa, el trompetilleo enmascarado de sapiencia, aventado por vate de la prensa troglodita y dominante, y que va de costumbrista y folklórico, arramado al poder político que sirva y esté en el momento emeritense, jaleado por pandilla de subvencionados cogoteros y chupaceites, jambrentones extremeñíes, troupe de saltibanquillos y graZiosos del espeZtáculo, aprovechados del arrimo al señorito de poder por votos de la chusma mareada como perdices perdidas… Cuando contemplo, es un decir, todo esto pienso en la huida como daño menor. Al estilo de algún personaje de mi novela Los héroes huyen del enemigo. Pasar de todo y largarme a lo mío y mis afanes. Por ejemplo, leer Vislumbres de la India, de Octavio Paz, a la luz de velones.
La mala baba del triquiñuelo cubierto y mecido de culto periodista, en medio aventajado en servir al poderoso, vulgo diario HOY. Y repito lo de costumbrista sin su conocimiento de los maestros del siglo XIX, sino habiendo sido su mentor cualquiera alcahueta de pueblo o barrio, cuando no de cubículo de partía en mando o sacristía afin, o el ejemplo de la teles del cotilleo terrorista cotidiano o las covachas de cualquier revista del hígado o el corazón negro, que dicen. Especie de cuchufleta mentida y de mentidero. Alcahuete en cuaresma de por vida, confundiendo lo personal (de los demás) con lo importante, gili de pocas luces sabias y menos formación, con don de gentes y simpatía a raudales para trastabillar conciencias, ciencias y buenas famas, ya que su misión consiste en eso, en menudear la sinrazón del desprestigio, poner en su mala solfa a los díscolos con el sistema y régimen de engorde, que lo mantiene en su estolidez inveterada, en su vacío de fondo y formación y en su arremangada forma torticera. La simpleza es su meta y partida, la simplonería del tonto del papel, la escribanía para mentideros y comadres, conmilitones y compinches aburridos de bares extremeñís, lo propio de la prensa en Extremadura, en donde a la ignorancia la hunden en la mentira, la sinrazón y el esclavismo mental al señorito de turno, sea este de cortijo o de Junta, cuando no de cabildo o diputación.
Bien, pues un ocurrente de estos publicó el domingo pasado una cosa sobre Llerena, que es el lugar donde acci/incidentalmente habito, como pudiera ser otro, que no tengo fanatismos de patria ni matria algunas, y soy patriota sólo de la lengua como poeta, y como poeta universal o cósmico, no podía ser menos, pese al título de poeta local que me atribuye el payo de marras que pergeño.
Pero por encima de sus desbarres de estilo deseante, por encima de sus imprecisiones, mentiras, burdas trolas y patetas de sociólogo a dos velas, ninguneos varios y sorna contra todo, cuando no escarnecente burla, que no paso a detallar pues ocuparía mucho espacio, tanto como su escribanía, ha marrado en asunto que no paso, ni debo, en honor a mi verdad. Dice en un párrafo de su cosa: El pique con Azuaga es tradicional y tiene su gracia. En el blog de un poeta local, Agustín Romero Barroso, se lee que el enfrentamiento proviene de la Edad Media, cuando a Llerena le ponen muralla y a Azuaga la dejan en medio del campo. Hoy, Azuaga tiene más habitantes que Llerena (10.000 frente a 6.000), pero es en Llerena donde están los juzgados, el hospital, el tren.
Aclararle al plumillero emborronapantallas del HOY lo siguiente:
1.- Lo de poeta local queda aclarado, un poeta no es de ningún lugar, lo es de todos, universal o cósmico, si lo fuere, claro. Porque un poeta sólo es, y punto, es ser. ¡Y vive dios que lo muestro!
2.- Jamás entro en competencias estúpidas y estupidizantes al uso, y locales o pueblerinas, no gusto del fútbol ni nada tonto de bandos opuestos, rechazando la visión hegeliana de la vida que me imponen los que mandan, sobre todo de la vida cotidiana con mis congeneres. Tratando de superar mis miedos, ignorancias u odios, y aclarando, comprendiendo y ayudando a otros en eso. No tengo piques ni picas o picores con nadie, y menos fomento la cosa aldeana y aboinada de algún pique con Azuaga, ni aun menos con Costantinopla o Nueva York, cuando no con Santa Coloma de Cervelló... Se puede ver en mi blog, hay un busca… Y muchísimo menos me he dedicado alguna vez al origen de algo histórico, y abomino de la historia al uso como mentira al servicio del poder y ta tiranía tonta de los mandos y el turismo barato, así que si ese hombre del HOY dice que en mi blog se lee que el enfrentamiento proviene de la Edad Media, lo dice todo respecto de él mismito, a puro graZioso y mentidero blabloso. No sabe leer, o sencillamente es un impostor, un mal hombre, ya que pretende enemistarme con la buena gente de Azuaga, cuando no ridiculizarme y atentar a mi honor y verdad.
Aunque le demos el beneficio de la duda por un momento y tomemos la frase el enfrentamiento proviene de la Edad Media, cuando a Llerena le ponen muralla y a Azuaga la dejan en medio del campo, como de suprema ironía, y entonces veremos que es burla de Llerena y sus murallas, del concepto de muralla, eso sí, tan llerenense por lo cerrado de molleras amuralladas de no pocos. Pero eso se da en todos lados y colaterales: la cerrazón de las molleras amuralladas y cercadas es patrimonio y matrimonio de no pocas gentes del planeta Tierra y extraterrestres habitáculos. Porque, a la postre, todo está en medio del campo, sea mental o real. Sólo el tonto mu tontaina se cree fuera del mismo por poner murallas. En fin, que malamente podría haber sido yo el autor de tan lamentable frase en su sentido literal, porque disto mucho de la competitividad, de eso del que más, del que menos y todo afin. Así que no es un valor el que más tiene, sean votos, botas de fútbol o dineros, sino del que más es, del ser profundo, sea lo que fuere. Incluso si el cronista este que comento es así como me parece ser. Que pudiera ser mejor para su gozo y el de todos. ¡A por ello!
3.- Y que no le ponga puertas al campo (como me las pone al mio, a mi libertad en sentido metafórico, a mi campo de verdad, fama y escritos), sea para Llerena, Azuaga, Nueva Delhi, Calcuta, Bombay, su Mente, la de los Lectores del HOY o cualquiera otro Lugar en cualquier Sitio, sea mental, físico o patafísico de su gracia y magestad.
Pero el culturetariado es asina, que diría el castizo, por ponerle toque costumbrista y cañí a la expresión.

19 de mayo de 2008

EL CULTURETARIADO

En el momento en el que el cantante Víctor Manuel (socio de la SGAE) se disponía a entrar, Luis Cobo Manglis (uno de los sancionados) le preguntó: “¡Víctor Manuel, ¿qué pasa con la democracia?!” A lo que el interpelado le respondió: “Imbécil, gilipollas”, ante decenas de testigos.
(Y VIENE Y SIGUE...)
(PASEN Y VEAN...)

8 de mayo de 2008

VERSIONES Y DIVERSIONES CON BELLI

En ese mundo zapateado y zapatero que me bailan los de fe arribada al mando, es poeta aquel que diga el ministerio del poeta, que pa eso lo votan y pa eso manda, pa decir quien es quien y quien no es, en contubernio con la banca, el poder editorial, la publicidad, la escuela, que pa eso los planes de enseñanza, la prensa asilvestrada, que es toda la prensa. Y todo el negocio se cierra. Esa es su labor política mayor. Lo otro meros saraos propagandísticos, de trinque y tentetieso.

En estas me encuentro realmente con un librito, con arte y parte de mi tocayo y cuasipaisano, Agustín García Calvo, que es presidente honorario de la gente proferrocarril de Llerena, que lo soy, gente y proferrocarril.

El librito es de 2006, se llama 47 sonetos romanescos, de Giuseppe-Gioachino Belli, con las versiones, de la parca antología sonetera, de Agustín García Calvo, de la simpar editorial Lucina. No perdono a Agustín aquel affaire de las subvenciones, aunque lo comprendo. La carne es débil y el pecado es posible aun en casto varón.

Bien, pues se trata de una escueta selección de sonetos de ese poeta italiano de la primera mitad del siglo XIX. Escribió en la lengua popular de la Roma de la época, romanesca, con buen oído y fidelidad, al decir de Calvo, que trata de justificar su versión al castellano, más o menos populachero, ya que no pudo encontrar similar parla entre nos, y el cheli de Madrid le parece poco apropiado. Realmente Belli escribió la friolera de 2.279 sonetos usando el romanesco, que quiso destruir al morir, y así lo encargó, con caso omiso por el encargado, como suele ocurrir, para gracia y desgracia (Virgilio como caso clásico, Kafka moderno).

Lo traigo por mi vindicación del soneto para temas arrabaleros y de abajo, en todo sentido. Que los trabajo en los últimos tiempos, habiendo aparecido alguno acá, de lo más moderado, eso sí.

De los millares de sonetos en dialecto romanesco que escribió Belli en el deseo de que, a través de su pluma y persona y de los varios personajes de la plebe de su Roma, se oyera algo de la voz del pueblo (que no existe, pero sigue viviendo ahí abajo), se ofrece aquí 47 de los que más pueden hablar en una lengua popular cualquiera y, con su savia de burla y desengaños, más tocan a los problemas siempre abiertos de la Fe, la política y la carne, en sus originales y en las versiones rítmicas en español más o menos populachero.

Así se las gasta García Calvo en la contraportada de este encantador y encantado librito que agradezco al destino que lo depositara en mis manos, en trajineos de librerías barcelonesas por estos días, aunque sabía de su existencia hace como dos años, por mayo, cuando justamente salió. Ahí va algún soneto con la versión. Disfruten.

LE MURA DE ROMA

Mó cc´è un editto c´a sta Roma caggna
Je vonno ariggiustà ttutte le mura;
Ma ssi nun é cche cquarcuno sce maggna,
Nun te pare, per dio, caricatura?


Se pò ssapé dde cosa hanno pavura?
Che li Romani scappino in campaggna?
De li preti ggnisuno se ne cura,
Perché ddrentro in città sta la cuccaggna.


Si ppoi semo noantri secolari,
Sc´è bbisoggno demuri e de cancelli
Pe ffacce restàddrentro a li rippari?


Pe pproche pecoracce e ppochi agnelli
Dati in guardia a li can pecorari
Bbasta una rete e cquattro bbastoncelli.

Roma, 22 diciembre 1832

OBRAS PÚBLICAS

Sale hoy un bando, que a esta perra Roma
le quién arristorar toa la muralla.
Si no es que de eso alguno se avitualla,
¿no te paece, ¡rediós!, que es mucha broma?


¿Qué miedo puén tener que así los coma?:
¿Qué escapen los romanos de su centro?
Que, lo que es a ellos, no hay cuidado, que ahí dentro
tién el busilis de su daca-y-toma.


Si es por nosotros, pobres peatones,
¿qué falta hacen muralla ni bastiones
pa hacernos seguir dentro de la barda?:


pa ovejas mil o cuatro mil cabritos,
que su escuadra de perros bien los guarda,
basta una red y cien semaforitos.

NOTA.- Copiando este soneto no he podido por menos que recordar los ingentes dineros que se dedican a restaurar lo antiguo, referido a murallones y otras construcciones de ningún valor, y feas de por sí, en un sinsentido total, o para el turismo, cuando no para tener un decorado al estilo hortera de pelis de la cosa histórica, que con la novela histórica y la memoria histórica, o los museos históricos hacen buen juego, todo a juego. Pero también la muralla como vestigio y símbolo del control social de tirano, y que así la veían los progres del siglo XVIII y aun XIX, y por ello en Llerena, por ejemplo, tiraron todo vestigio de cerca medieval o muralla, que ahora el poder reedifica con furor y frenesí, con cargo a los fondos europeos, Si no es que de eso alguno se avitualla, como diría Belli, etc.

6 de mayo de 2008

BAILAR LA CALLE

A estos tarambainas de la SGAE se les va a ver el plumero del robo a través del canón digital, instrumentalizando la administración zapatera, antezapatera y poszapatera a su servicio, como no pocos ladrones de guante blanco y arrimados al poder, generalmente artistas románticos que como fenómenos de circo se presentan en ferias y elecciones, en teles y mercados, bancos y otras ferias y furias famosas.

5 de mayo de 2008

MAESTROS DE LA HIPÉRBOLE

Uno no puede dar crédito a ciertas expresiones que aparecen en la prensa habitual, y en la atractiva sección de cartas al director, de obligada y generosa lectura desde que tengo uso. Y estimo sólo sus recursos literarios o estilísticos. Que el contenido no interesa mucho. En ella es usual la utilización de esos recursos literarios como la metáfora, la comparación, la metonimia...; pero el uso de la hipérbole o exageración desmedida y desmadrada no es abudante. Por esto lo traigo al pelo de este sitio.
Aparte de zarandear la habilidad y contubernio del concejal de IU en el ayuntamiento de Llerena, al que todos apoyan; pero que los escribidores de la carta entienden que todos son manejados por el rojo, viendo tal vez en el mismo concejal un peligro rojo...
O porque, tal vez por ello, de Llerena, y su comarca, emigró casi la mitad de su población entre los años cuarenta y sesenta, por la feracidad de sus campos, altamente productivos, sus abundantes recursos altamente productivos y otras lindeces productivas por las que muchos hubieron de marchar fuera para buscarse la vida... Y tal vez porque la gente que vivía cabe la sierra de san Miguel, y sus tierras, no eran de esa hiperbólica feracidad, ¿o ferocidad?... Me sorprende igualmente que una autovía vaya a destruir esas tierras todas, asolándolas, como dicen los autores de la carta, en una risible y exagerada forma del uso de la hipérbole. Y que hasta el biodiesel, cual manante pozo de oro negro para la comarca, vaya a quedar sin combustible a todos, ¿o era abaratamiento?...
Se nota que el secretario, o secretarios, de los mismos es/son de altas miras, e infladas intenciones grandilocuentes, hábiles propagandistas de catástrofes futuras sobre la pobreza del campo llerenense, por la ruina que cause de la autovía sobre toda la campiña entera. El HOY se luce publicando tales anuncios de los apocalipsis totales, del acabóse todo, de estos terminators extremos que se están oponiendo al deseo de todo el pueblo y toda la razón, en su mayoría, y a una solución viable para todos, aprobada en pleno del ayuntamiento hace como dos años, el 30 de marzo de 2006, con lo que de la hipérbole inflada se pasa a la mentira burda y exagerada, al embuste desinformado, y no por contubernio ni obediencia a ningún concejal de IU, con rojez habilidosa... Pero vean al estilista, hiperbólico maestro en la incomparable carta mayestática y jugosa, en estilo inflado y alta voz, para asustar, que la hipérbole sin voces como que no, oíga, como que no..:

...Si se ejecutase dicho cambio en el trazado pasando por la Campiña de Llerena destruyendo tierras altamente productivas en cereales, oleaginosas y leguminosas, productos escasos y de primera necesidad, creo lo lamentaríamos, puesto que además de su uso para el consumo humano y animal, se usan para la producción de biodiésel permitiendo el abaratamiento del alto coste del combustible... (MÁS)

2 de mayo de 2008

ARQUEOLOGÍA DE MI PIEL


Como Sarduy, me mantengo a distancia y distinto del culto romántico, inculto, a la figura del escritor y del poeta, y de la mistificación contemporánea a través de las campañas de mercaduría y mercachiflería de la promoción editorial, que han acabado convirtiendo a los autores en atracción de feria y circo, cuando no de zoo y museo de cera y muerte, y en seguras patentes de corso o de fábricas o marcas registradas. Y, en consecuencia, en activos de poder dinerario y en útiles políticos de enganche y control mediático, cuando no prédica de la moralina del poder y sus dineros, sobre todo de los vacuos entramados socialdemócratas o de partido único. ¡Ay!, ¡cómo lo ejemplifica Extremadura!

Conocí la obra de Severo Sarduy a través de la lectura de Juan Goytisolo. No sólo en los ensayos de éste, o en sus entrevistas o intervenciones, sino en su obra novelesca, o mejor en sus intersticios. Y llamo especialmente obra novelesca a aquella trilogía impecable que nos entregó. A mí a finales de los setenta, a través de préstamo del profe Eduardo García Chaves, de grato recuerdo siempre y de profundo cariño. Mucha gracia me hizo, entonces embebido también en la lectura de Gregorio Marañón, sobre Enrique IV y la España de su época. Y aquello de Isabel la Caótica y Juana la Lógica, que encuentro, recuperando del olvido, en el tomo Obras I POESÍA (2007), del autor cubano. Y al (h)ojearlo vienen mis recuerdos de las lecturas de algunos textos en prosa.

Me lo he encontrado en una deambulación en librería barcelonesa. Me encanta perderme y no encontrarme husmeando en estanterías de la sección, invisible en algunas, de poesía. A ella arriban siempre gentes que buscan algo para trabajos escolares o de estudios o cualquiera otra martingala utilitaria, algún alma en pena y ojerosa y en cuaresma, generalmente del sexo femenino o similar, tal vez contrario, o algún gañán con pinta de afortunado entendido y experto en el asunto de los versos. Cuando no el despistado, que cree estar en mecánica del automóvil, y me pregunta por el Tratado de tuercas y tornillos. Ayer no, ayer fue una hermosa zagala bien talluda y florida, como en mayo, que repetía al chico de la librería que la obra de teatro se llamaba algo así como Eloísa está debajo de un ciruelo. A lo que atendí, volviendo en mis mientes de la estantería, y contesté, que no que era …debajo de un almendro. Y que el autor era Enrique Jardiel Poncela. A lo que el mancebo de librero hizo contento, ya que parecía no tener ni puta idea. He de aclarar que teatro y poesía lo amontonan en el mercado libresco en el mismo garito, o apartado, para venta.

Sucedido lo anterior, y luego de las reiteradas gracias de la ninfa de los ciruelos o almendros, tropecé con don Severo Sarduy (1937-93). Gustavo Guerrero hace un prologal retrato de un poeta en ocho fragmentos. Casi lo leo del tirón y al arrimo de los estantes poco visitados por el no poco público. Ahora entresaco: Su búsqueda fue siempre la de un diseño y un designio que, en los años sesenta y sententa, le llevó a cultivar el experimentalismo visual del libro objeto -Flamenco (1969), Mood Índigo (1970) y Big Bang (1975) son todos frutos de colaboración con pintores y grabadores-; pero que más tarde, a partir de los ochenta, le conduce a desarrollar una poesía rigurosamente métrica y de exigentes formas fijas. En realidad, se trata de una transformación y también de un retorno, pues los primeros versos del joven Sarduy de Camagüey de los cincuenta ya estaban escritos así, como décimas y sonetos que combinaban tradidiones cultas y populares. Volver a ellos significó, en cierto modo, reafirmar una identidad y reivindicar un lugar en uno de los más antiguos linajes de nuestra lengua poética: “Yo pertenezco a la más estricta tradición cubana, aquella que se vincula a la tradición tupida y lujosa del barroco español, es decir, a Góngora y aun a la literatura clásica”, declaró como quien hace una profesión de fe. Su poesía, fiel a estas palabras, fue sin lugar a duda el género más característicamente neobarroco de su obra, aquel donde la mezcla de tiempos, temas y estilos encarnó en una forma única de leer el pasado y decir el presente, la marca personal de Severo Sarduy. Allí está él entero con su humor irreverente y sus ocurrencias, con su sentir del exilio y su evocaciónn de Cuba, con Barthes, con Lezama y con el Siglo de Oro, con su amor por la pintura y su pasión por los cuerpos.

Leído lo cual me inflamo de ardor guerrero, me escarrancho (verbo del habla de Llerena) en mi hermoso trono catalán y me lleno de vanagloria y orgullo de la casta brava y buena. No estoy solo, ¡no estoy solo!… ¡La pasión de Sarduy está conmigo! Ella, con otras muchas, me guían.

Frente a poetas hueros y garrapatas, miméticos del día; frente a los poetas ruinas y de trepas, frente a poetas pose de poltrona y cargos políticos de garrafa, frente al manejo del mercado y del Capital Editorial, frente a la linda progresía poética, regresada a sus intereses de cama, mesa y misa, presuntamente marginal y fiera furiosa, frente a tanto manijero político y poético, frente al uso indebido de todos los ministerios y covachas, y despachos y tugurios y misterios de las administraciones con poder para domeñar y servirse de ellos para elevar a la categoria de poetas a simples zampabollos ganavotos y ganapanes, menesterosos y emborronafolios fatuos de lo que llaman poesía y no es sino mimetismo de malas traducciones del inglés, mamotretos con presunción de interés y ese halo, ¡ay!, ese olor a ministerio y misterio, diputación y conserjería, y entendidos, a gente de clan y de partido, de la misma cuerda o soga, o trinque, bebercio, y todos tan cuerdos con la tira y guita... ¡Mastuerzos! Frente a esos poetas oficiales que sólo buscan figurar a toda costa y costo público, debidamente pasado como ayuda o subvención a la empresa privada, en no pocos casos… Frente a la morralla esa y pese a ella, la tradición tupida y lujosa, derrochadora de la poesía en castellano, mi lengua y mi patria, campando por mis fueros entre el deseo y la muerte. Sonetos, sextinas, décimas…, todo realmente libre y libertario frente a la ocurrencia que, con cinismo mayestático llaman libre, o verso libre. ¡Como si pudiera ser de otra manera!