11 de agosto de 2008

MÚSICA PARA UN VERANO, 12

1 comentario:

  1. Anónimo6:39 p. m.

    No se si podré contaros algo, quizás haciendo un esfuerzo vomitaria pronombres para hilar mi historia de hogaza y ceniza. La verdad es tan oscura que a veces todo parece una gran mentira.Las ratas del imperio, esas que agobian las alcantarillas, seducen al vampiro y despiertan enormen fantasias allí donde la luz se esconde y muestran las miserias de los hombres de un pais derrotado, en un mundo de intrigas donde el huracán de la impaciencia condena la memoria de lo que undía fuimos. La crisálida y las nubes viajan en la nada del fuego, donde crecimos como gerifaltes de cieno para convertirnos luego en barro y polvo, carne podrida que viaja por las esferas del diamante "lucino". Hay árboles azules colgados del viento, árboles rojos gritando infamias, jóvenes árboles suicidan sus troncos por las márgenes de la luz intensa del paraiso. La noche esconde brillantes brumas e idilios de faraones que sobreviven a la estirpe del hombre. Sabed que "lucio" se forjo con la sangre del imperio y el oxigeno del antiguo mundo, es enemigo de la grieta oscura donde refugiamos el semen calcareo de nuestros dioses humanos. Anidamos bajo la oscuridad de la cultura y blafemamos vocablos de cristianos. Hemos crecido al amparo de las democracias inservibles y luchamos por una revolución de la palabra. Mensajeros del mundo disputan nuestro nombre y sólo nosotros sabemos los versos del poeta muerto, los versos que abrirán la noche a un nuevo imperio donde el hombre jamás vuelva a ser quien nos maneje.....continuará

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.