4 de enero de 2008

DEL TERROR

2.741 personas perdieron la vida en accidentes el año pasado, dice dulcemente la prensa bipartidaria, la mentirosa, la manipuladora, la falsa, la que admira la chusma toda que adora la velocidad, los autos y las motos, esas motos pa faldar, chulear y hacer el gili al uso yanki, la que se considera lo mejor, y la creme de la creme de lo que no dudo en llamar basura social, toda, por muucha que fuere... Prueba más de que la mayoría chusmosa se equivoca siempre, siempre...

2.741 personas se mataron en accidentes de tráfico el año pasado, o ese mismo número fue víctima del terrorismo automovilístico, que campa a sus anchas, más por la vesania de la chusma que por fallos técnicos u otros. Que si alcohol y otras drogas, que si velocidad, que si no asegurarse, que si la mongolez congénita de tanta chusma... El terrorismo etarra no ha matado ni la tercera parte de personas que de una tacada mata, cada año, esto de los accidentes. Y la chusma confiesa en sus encuestas que el terrorismo etarra es lo que preocupa primordialmente. ¡Cómo tal es incuestionable que debería ser la muerte de tanto inocente por el culto al auto, principalmente!

Y que todos estamos amenazados por ese terrorismo, incluso los que no usamos autos, ni motos, ni motores de explosiones diversas para movernos innecesariamente, que los más accidentes ocurren a persona que se mueven en ellos por no necesidad absoluta...

Me dan asco los autos, sus velocidades y sus cultos, sus pompas y vicios amigos de la muerte, hermanos de la mismo, compinches, novios y amantes... Asco tengo de eso de las carreras automovilísticas. ¡Habrá cosa más vesánica y estúpida, de monguis totales! Pero esto no lo dice nadie, porque la chusma lo aplaude, la chusma lo desea, en esa democracia de corte ruin, mentecato, ínfimo, que es la misma que vota a los bipartidarios pp-psoe... ¡Anda ya! ¡Qué en esto se os ve el plumero de la calidad de lo que os votan, nenes!
Y aquí me pretendo ser clarito, a fuer de que no me voten, que no lo necesito, por otra parte, para saber lo que valgo, para ser poeta, para que valga mi obra, para medrar, ¿ei, Álvaro?..., y no me caso con ninguna mentira.
Los autos son el terror, la forma como se usan terrorista, matan más que nadie, matan muuucho más que el maltrato a mujeres, niños u otros, más que los accidentes de trabajo, más que la guerra, más que al hambre, matan más que el aceite de colza, más que los integristas islámicos, más que lo contenido en la memoria histórica...
Y ahí andan, siendo objetos de la caída de la baba de mozuelos que ansían coger autos y gozar de libertad y velocidad... Esos que celebran en la tele del telele las gloriosas victorial del tal Alonso, héroe nazional, por lo visto... Y ahí andan, en manos de canallas de fin de semana que los usan para transportarse inútilmente, sin necesidad, para dar gusto egoísta/consumista al cuerpo, y no pocas muertes y mal a muchos... O para tratar de huir de las ciudades estúpidas que construye el Poder, el Mercado (Inmobiliario), el Capital y permite el Estado y sus capos, ciudades invivibles, malas, de donde la gente huye a la primera, y no poco a la muerte... Ahí están los coches como, incluso todavía, objeto de exclusiones sociales, y prestigio social, y para darse pisto ante hembritas en edad/corpo de merecer al estúpido que lo conduce y monta, todavía, a la hembra y al auto. Ahí está como objeto de lujo, paga todavía ese impuesto por lujo, lujo que mata.
¿A qué seguir despotricando contra el automóvil, si tiene fanatizada a toda la mayoría que impone sus locuras, que tiene cogidos por los pinreles a políticos de garrafa en mando, a legistas o legisladores, a admiradores, que lo imponen como necesario, sin serlo, sin serlo?
En fin otro botón de que la libertad es un fantasma, no realidad, que no la quiere la chusma, no la quieren los que mandan, imponen y gustan, que ese gusto astragado nos mata...
¡Y basta ya de paños calientes a la trama de ese terrorismo campante! la trama de fabricantes, publicistas, vendedores de mierda y humo de muerte, publicidades engañosas, guerras por petróleo para llenar depósitos para rular y matar en las carreteras la tacada de la que hablamos del año pasado, y dejar más del doble de lisiados, inválidos y muertos del alma... Que el terrorismo, todo terrorismo tiene sus secuelas colaterales...
Y el poder sabe de su connivencia con esta locura terrorista, por eso sus disculpas, sus explicaciones, sus coartadas... Que a todo el tinglado y sus valores caducos pone en solfa...
Incluso ese terrorismo, esa cadena de terror, sin un garzón detrás, impunes, tienen trama en la refinia que se pretende hacer en Extremadura. Los motores requieren sangre, que la sangre crea puestos de trabajo, y de políticos, y de soldados...
Tal vez el estilo es exagerado, la técnica de este escrito rimbombantemente plutónica; pero este exceso se justifica por esos 2.741 asesinados, y pico, que sólo en el año pasado murieron en el altar de la prisa, en los altares que llaman del progreso, que esto si lo veo, no los presuntos sacrificios humanos de los llamados pueblos primitivos... Si los muertos de cualquier terror hacen poner gritos en cielos de plástico, creo que la dureza de corazón de los adoradores de los motores debería cesar. Nada en esa línea es desmedido, descomunal, colosal si llamo terrorismo a lo que lo es en verdad. No al que me digan que llame, por muy cotidiano que sea, y muchos puestos de trabajo que dé...

(Conozco profes en centros públicos de enseñanza, y todos me hablan de los compis que dan el mal ejemplo de ir al mismo en auto, cuando las casas de casi todos están a menos de quince minutos andando, en una media ponderada y estimativa, del centro... No sólo hacen eso sino que la mayoría condena y mira por encima del hombro la costumbre de ir a pie al trabajo docente. ¡Encima! Y todos los días dan esa primera mala lección a sus alumnos, y la seguirán dando, pertinaces...)

Y es que los anarkistas siempre ven la base del asunto, todo con otra mirada que no es la del parcheo del sistema, sino la global alternativa para superarlo. O eso, o todo serán chapuzas. Y ahí deben estar los poetas, los escritores cuya misión es plantear bien los problemas, no solucionarlos. La solución es de todos, y conviene zarandear a esa chusma, espabilarla, liberarla de las garras del poder, de los poderes y engaños diversos...

2 comentarios:

  1. Anónimo3:43 p. m.

    Aunque tu exposición es cierta
    (rimbombante también) y se centra en razones obvias.....la palabra chusma deja un regusto/disgusto en el lector, en mi ......sabor agrio que estropea el disfute del cocido..

    Chusma es INSULTO que dirigen los superiores a los inferiores, la clase "que se autoproclama superior"...puaf....Pero tú, quien te crees que eres?

    Que sepas ver más allá que muchos en algunos asuntos te lleva a despreciarnos....extraña sabiduria...dudosa sabiduria....ninguna sabiduria

    ¿La chusma debe escuchar, aprehender....de quien así la llama? ....siempre está ese mal vicio de babear ante quien nos desprecia....y decir, Oh sí,sí, que razón tiene!!!????
    o mejor decir..."la chusma sin duda son los demás"...el vecino de enfrente ....sin duda

    ¿El poder de la palabra? iluminar? zaranderar? despertar? ... si no te escuchamos porque nos desprecias....ruido....masturbación a lo más
    Porque desde mi chusmil modo de ver solo si me respetas te voy a escuchar, (respeto no es justificación y aceptación de mis acciones)

    Claro QUE si Chusma es: conjunto de galeotes que sirven en la galeras reales http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=chusma
    Me adhiero :-)

    ResponderEliminar
  2. Es más bien eso último, aunque no hago ascos si se interpreta lo primero, eso seguro. La posible salvación de quienes eligen ser inferiores es dudosa. La servidumbre voluntaria es "asina", y esa es la que zarandeo, no para que me voten, aplaudan o bisqueen ante mí, sino para que desaparezca, a lo menos de mi mente, o ande rebajada, abajada, en su sitio... Y por supuesto que desprecio y menosprecio, cuando no falto al aprecio a quien se pone bajo precio... Etc.
    No hay redención posible.

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.