2 de octubre de 2009

POETA DEL PODER, NO PODER DE POETA



Dicen que dice un payo, que va de poeta premiado y galardonado, de parte del Poder absoluto político, económico y social imperante, con el permiso de la Autoridad pertinente, aunque los tiempos lo impidan: el autor berciano no desea «llevar la imaginación al poder», sino «utilizar la imaginación contra el poder». A su juicio, vivimos un tiempo «falto de dignidad» y «ausente de belleza». «Sólo sabemos utilizar la palabra para agredirnos», se lamenta"...

Queda mu bonito esto como intención, muy dignificante y edificante, incluso si nos lo dicen acompañado de música celestial o esas poses de buenos y actores que me ponen esto tipo de fulanos en las teles, esas voces asilvestradas a la caza y captura de ese público inane de señoras cuaresmales y sensibleras... Es la jugada de hoy, la inconsistencia de los que van de poetas hoy, de tronío y servicios al Poder, desde luego con todo eso de hacer su obra ambivalente para colarla a los incautos, no resisten que se les rasque y averigüe que son y están por el mero Poder y sus puntales y apuntalamientos, no por el valor de sus obras, que si valen es por las promociones de Poder, porque escriben para premios y mercados, para consumidores y Poderes... Y todo lo que digan en contra no forma más que parte de teatro del engaño y la impostura que invalida todo, desde lo ético a lo estético.

Porque él se presenta a premios que da el Poder, que otorga el Poder, el es poeta porque lo dice el Poder, lo impone el Poder, la hace el mismo Poder, y es el Poder, a la postre y en definitiva, quien nos lo casca hoy en todos los medios, promocionándolo no por su valor artístico, sino porque el Poder le otorga reconocimiento de Poder y Premio de Poder. Y encima uno tiene que aguantar toda esa cosa demagógica del discurso contra el Poder del tipo, tan falto de belleza...
¿De qué Poder habla esta payo, este poeta del Poder? ¡Tendrá caradura! Si miramos el alto tribunal que le otorga el meritorio premio nazional de poesía, veremos a mucho sociata, lo cual ya es la repanocha de Poder, de santo Poder..., tan falto de belleza, ¡ay, la belleza!
Por ello detesto premios, rechazo toda valoración del Poder de mi poesía, y reivindico que sea la propia obra la que se dé valor por sí misma y sus intrínsecos valores, sus propios poderes, no los de los amigotes y simpatizantes polimilis... ¡Qué ya está bien de engaños y de trucos! ¡Ya está bien de que la historia y la intrahistoria del arte, y de la poesía en particular, la escriban los poderosos políticos y banqueros, y mercachifles y sus corifeos, barbianes, serviles, bufones sin gracias...! ¡Qué todo está ocupado por el Poder, para el Poder, del Poder, en el Poder! Y así es imposible ser poeta, siquiera ser...

Que vayan atando los machos los lindos don diegos de la Asociación de Escritores de Extremadura, tan apegados al Poder del Kazikato extremeñí, al que han puesto en servicio esa asociación, y el de sus compas de simpatía, para trajines de votambres y otras lindezas del partío en mando único...

Hoy sí que es difícil mantenerse en una situación de dignidad personal sin el Poder y a su servicio, hoy, más que nunca en la historia de los hombres y de los poetas, es casi imposible mantenerse libre total de esos trajines y premios, y competiciones futboleras, y es difícil porque la crítica, la mera reseña de lo que ocurre es ya motivo de desprecio por parte de los más ciudadanos, que ponen en duda la sinceridad de uno, aleccionados por los valores del Poder, la honestidad en lo que uno dice, levantando la sospecha falsa de que lo hago por envidia, deseo de reconocimientos y todo eso que ni por mientes. Numantia est, sed eterna...

¡Viva la libertad!

4 comentarios:

  1. Anónimo10:10 p. m.

    se te ve amargadillo con todo, hombre
    a lo mejor si tuvieses el talento que crees tener no te pasaría esto

    ResponderEliminar
  2. No es cuestión de la expresión de tan mala baba y andalusí de "amargadillo", que es tan sumamente reaccionaria, perdonavidas y paternalista gilipollesca..., es la pasión crítica, el deseo de que la vida y el arte y sus manifestación sean de otra manera, menos mercachifles, competitivas, nefastas..., es la pasión de los grandes críticos de la sociedad capitalista y de sus valores terribles: tal vez tenías que leer, pensar en algunos grandes intelectos de que la vida aparente no es la vida sino un enorme engaño e impostura, que los valores dominantes son la tapadera de la impostura y la falsedad de un espectáculo que llaman cultura, arte: desde Marx hasta Freud, pasando por Kant, Wilhem Reich, Foucauld, Ivan Illich, Guy Dèbord, Marcuse, Miguel Espinosa y otros que ni has olido ni entenderías. Tu comento está lleno de una muy mala baba que quiere llevar mi crítica objetiva, a los valores dominantes del Poder y la miseria del Mercado, la Tele, el Fútbol y otras Delicias, a mi universo subjetivo que no conoces y está preservado con siete llaves de gentuza como tú, anónimo. No se invalida mi crítica, ni se desmiente, ni la explica lo "amargadillo" que pueda estar, y que en manera alguna estoy, por si quieres saberlo ¿Vale?
    Y por favor si haces un comento aporta algo al asunto objetivo que se trata, sino te callas... Ya tengo un mail personal para que te dirijas a mí en asuntos personales. Eso sí, dando la cara, sino quien tiene amargura y todo lo negro está claro que eres tú.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:07 a. m.

    agustín, vengo leyendo tu blog desde hace un mes o así, el caso es que estos últimos comentarios me llevan a apuntarte algunas cosillas.

    El anónimo de arriba te ha dicho su opinión en dos lineas.

    A nadie nos gusta que nos llamen amargado o falto de talento, pero creo que eso no te da derecho a llamarlo gentuza o a decirle que se calle. Porque precisamente esos son los modos de la gente "del poder" que tanto criticas. El no aceptar la critica, el insultar y el mandar callar a los demás,..., no sé, no te pega.

    Por otro lado, y ahondando un poco en el comentario del anónimo anterior, debo decirte que es cierto que de la lectura de tus posts se destila un aroma amargo contra el poder, contra la crítica, contra los escritores arrimados al poder, etc.

    y yo digo una cosa. ¿a ti qué más te da?¿por qué te importa tanto lo que hagan en las consejerías, en las asociaciones de escritores o en los jurados de los certámenes? ¿por qué te molesta lo que te diga un anónimo? Tú escribe tus poemas, tu blog, ocúpate de tu trabajo, de tu familia, tus amigos, tus aficiones,... y no pienses tanto en los agujeros negros de la literatura porque al final te succionarán.

    Trata de ser feliz.

    Para que no te lo tomes mal ni digas que soy un "anónimo malvado" (es broma) te pongo mi mail pmmto2002@hotmail.com

    Un abrazo.

    P.d. me gusta el blog.

    Isaac.

    ResponderEliminar
  4. amigo Isaac: no es opinión, ni creencia siquiera, ni menos criterio lo del anónimo primero, es mala baba, es lo que pasa en esta sociedad de molleras hueras y por ende malas gentes, por eso lo mantengo, como ejemplo de todo eso que se debería superar..., en ese anónimo no hay crítica, no hay opinión, por ende si no la hay mal puedo callarla, mal puedo aceptarla y menos insultarla, hay un exabrupto insultante que tengo la deferencia y respeto de mantener para su “honra”...
    y agradezco tus buenas intenciones y tus recomendaciones, encarecidamente, y creo responder a ese anónimo debidamente, más si sé quién es ese anónimo, lo de gentuza es un valor, una nomenclatura de ese tipo de personas, no creo que sea asimilable mi valor al uso que hace el Poder de la palabra “gentuza”, en manera alguna, por eso es verdad que no me pega, no me pega el insulto, no sé hacerlo ni quiero, en todo caso me encanta poner en valor con criterios, siempre provisionales, síntesis imperfectas y perfectamentes perfectibles..., creo que tu ponderación es errada en este caso, aunque la agradezco mucho...
    y lamento si destila amargura mi comentario..., toda injusticia y maldad causa dolor y amargura, pasajera y sin resentimientos, por supuesto, y más que amargura sería sublevación por tantas maneras de imponer la mentira, la injusticia, el engaño a las gentes, que encima los aplaude...
    no sólo trato de ser feliz, sino que la mayor parte del tiempo lo consigo, no me quitan el sueño esos molinos de viento fétido a que aludes..., y sí me preocupa tanta impostura, tanto trepa, tanto trinke en casi todos los casos a costa de los que menos tienen, y con el dolor de todos, soy sensible a todo lo injusto, y no puedo permanecer quieto e ignorante en mi torre de marfil, que bien pudiera y no creas que no me lo planteo, y que ardan todos los mequetrefes que en el mundo son..., pero si te fijas bien, más que amargura hay un cierto cachondeo y puesta en sus sitios de esa gentecilla que aludo, de esos escribanos, de esos escritorzuelos al servicio de, no es amargura, es cachondeo puro y duro, traca contra ellos, y eso es lo que relampaguea, si te fijas bien...
    permito el comento anónimo con cierta valentía que debe honrarme, a deshonra de quienes lo aprovechan para vejar e insultar, que normalmente suelo dejar intacto...
    y en eso estriba mi honestidad


    este blog no es sino punta de icebeg en mi labor diaria en el compromiso creativo y vital de persona honesta, todo lo demás me sobra, en eso llevas razón, y mi mayor gloria es escribir, crear sin denuedo ni haciendo casos a los perros que ladran a la vera del camino

    un saludo agradecido en todo, que la salud no te canse, amigo

    agustín

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.