6 de mayo de 2009

NAZIS (EN LLERENA)







Esto de la memoria para estas cosas como que no me funciona exacta. Se trata de dos documentos que llegaron a mí de extraña manera. Al parecer son documentos alemanes del Tercer Reich, y originales. Y supongo que estas cosas tiene sus coleccionistas. Estaría dispuesto a negociar.
Resulta que vi a unas gentes que llevaban unas cajas de cartón llenas de libros y papeles varios al ayuntamiento de Llerena. Eran como las nueve y pico de la noche, de un día de mayo, tal vez del año 1978... Como buen catador de papeles impresos me acerqué a preguntar, sobre todo porque una de las personas era conocida... Que na, que son libros y papeles de la casa de don Tomás. Don Tomás fue un médico salmantino, a lo que recuerdo, que incluso fue profe mio de matemáticas en primero de bachillerato. Que recuerdo que como en clases de refuerzo don Isidoro Labrador me puso un diez, por resolver un problema que nadie sabía... Hizo el reto de a quien sepa el resultado le pongo un diez, si falla un cero... A mí me parecía una chorrada la respuesta, y estaba seguro que era la acertada. Dominaba a la perfección aquello de la teoría de conjuntos, lo que luego me he enterado que era el álgebra de Boole. Porque lo mio eran las mates, que abandoné por estas cosas de la vida. Bien, pues don Tomás veía aquello de un diez en mi persona como exagerado. Siempre me las he tenido que ver con niguneadores, envidiosos, y gente que sin razón me odia y no lo entiendo... Y me ha pasado mucho, me pasa y espero me siga pasando, que por mi pinta, comportamiento como ajeno y tontucio, que me lo hago con primor, despistado nato y como en otro mundo; pero arreando, que es gerundio, pues los españolitos tipicales, los llerenís de pata negra y los extremeñís listillos toman esos rasgos como de tonto, o a lo menos les depiertan cierta desazón que tratan de calmar pasando al ataque y ninguneando. Los hay finos y absolutamente basturros... Bien pues el tal Don Tomás me sacó a la pizara y me estuvo toda la clase hostigando y venga a preguntar, que como llevábamos poco curso casi me examinó de todo el temario y oral, sin previo aviso, de tal forma que me hice todos los problemas del tema que llevábamos para el día, que aún no se había explicado; pero que llevábamos. Bien, pues mi diligencia confirmó ampliamente el diez de don Isidoro, pese a la situación. Y hablando de estas cosas también recuerdo a don Eugenio Vizuete, profe asimismo de mates, que ya en segundo preguntó los que habíamos sacado matrícula de honor en primero, y el primer día de clase. Yo levanté mi manita, era de los dos con aquel resultado. La risa del profe todavía la recuerdo, y la burla, y aquel : ¡tú, venga ya! Ya digo que debía ser por la pinta de pobre, por mi presencia, por mi actitud que era como incleíble para ciertas personas darme carta de inteligencia... Bueno pues como a don Eugenio lo tuve de profe hasta cuarto, pues no veas el acoso sufrido para demostrar que sí, que matrícula sobrada y aun más. Y así fue, para mi gloria, y ante la animosidad de algunos, aparte del Vizuete... Que visto desde ahora eso fue casi una constante en casi todos los aspectos de mi vida, sobre todo con los llerenís recalcitrantes y la extremeñía profunda... De manera que amigos que me aprecian no se explican mucho como ando por acá, y como he tenido la santa paciencia de andar...

Y que me enrollo y no aterrizo en eso de los documentos nazis que traigo a esta entrada. Y debe ser esto de no andar al interés de algunos, sino al que estimo, lo que los pone frenéticos... Bueno pues me dejaron husmear entre aquellos papelorios y librejos y expurgué esos dos papeles que me parecieron como suficientes clarificadores de la estancia de nazis en Llerena, que ya tenía el rumor de que hasta incluso había habido una emisora de radio en alemán para ellos... Del resto de documentos puedo decir que eran libros en alemán, más papeles, fotos, cosas..., que fueron dejando en el patio del ayuntamiento de Llerena. Al día siguiente traté de acceder a ellos, cuando tomé conciencia de su importancia y nada... Lo más que me dijeron es que habían sido donados a la biblioteca pública y archivo; pero ni en la una ni en el otro vi jamás nada parecido, así que desaparecieron misteriosamente... Esos papeles que cogí lo hice con el consentimiento de las personas que llevaron las cajas y su permiso, ¿ei? Y me alegro. Y es casi todo, y como doctores tiene la iglesia, pues agradecería la traducción de esos textos, para elucubrar su total significado. Sé que lo podría traducir yo mismo, pacientemente, en Google; pero paso y prefiero darle en gustazo a algún avezado de la memoria histórica o similar, incluso donaría los originales a museo de las calamidades o escuelas de pregoneros de la guerra mundial o social abierta de 1936 al 39, con tal de que no destruyeran o quemaran los tales papeles, con esa manía que les ha dado de destrozar todo lo que es testimonio de la maldad de nazis y franquistas, que vamos a llegar a alguna generación, más bien degeneración, que lo niegue, que niegue el dominio franquista, y el que marcaban el territorio, como gatos en celo o lobos, con monolitos, cruces, cosas, piedras, lápidas, estatuas, manía que casi todos sus detractores comparten para sus bandos, menos yo que detesto, y muchas cosas más que deben permanecer para continua memoria vergonzosa hasta que desaparezcan por el tiempo, gastadas y vencidas...
Y eso es todo.

4 comentarios:

  1. Ya nos tendrás al corriente de la tal Carmen Plab o Plass. Interesante hallazgo, sí señor. ¿No será un carné de economato?

    ResponderEliminar
  2. Cuentan los chismes que nos llegaron, que los nazis en época del franquismo pasaban por España o la usaban de refugio o algo así, luego unos cuantitos se refugiaron en Argentina, y en otros lugares, claro. No hace mucho visité Villa General Belgrano en Córdoba, Argentina, me encontré con cruces svásticas por todos los negocios, fotos enmarcadas del Graf Spee, en fin. Villa general Belgrano es una villa preciosa, con unas historias fantásticas. Ahí pego algunas notas sobre el tema, que por otro lado aquí no llaman nada la atención.
    Nada nos turba, nada nos espanta.
    De aquí se han llevado a varios jerarcas nazis reconocidos...
    Un beso
    http://www.clarin.com/diario/2005/03/18/sociedad/s-04001.htm
    http://www.taringa.net/posts/info/1928313/alemanes-del-graf-spee-en-argentina.html
    http://www.cervezagrafspee.com.ar/
    http://www.elsitiodelavilla.com/

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:24 p. m.

    cuando lo traduzcas, si quieres y puedes, ponlo. Me gustaria

    ResponderEliminar
  4. Esos papeles son huellas que van creando historia ¿Dejaremos nosotros huellas?
    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.