31 de octubre de 2008

AGRADECIMIENTO


PARA TODOS ELLOS

Disfruto la alegría
de saber que están muertos.



Disfruto la alegría

de saber que no siento,
que nunca escribí nada,
que mi nombre es tan sólo
olvido para el viento,
que no existe mi vida,
que no viven mis versos,
que he llegado a la gloria
miserable y gozosa
de estar entre sus muertos.

Disfruto la alegría
de todo su desprecio.

Galopo cada tarde
a lomos del silencio
viendo pasar los bueyes
con su carga de estiércol.


(Dedico ahora este poema al amigo Agustín Romero Barroso, que ha sufrido un burdo intento de silencio. Por si las moscas.)







NOTA
.- Reproduzco el poema que Jaime Álvarez Buiza

tiene a bien dedicarme en una entrada de su blog,

el día 6 de octubre. Y desde aquí agradecer
en el alma
y con el cuerpo su solidaridad ante
el supremo silencio
de los muchos. Gracias.

29 de octubre de 2008

MAMURRIA HISTÉRICA

Y surge la llamada Guerra Civil de nuevo. Bueno, estaba en danza hace unos añitos y era ya cansino. Hasta un manual de turismo, rural y del otro, sobre las rutas de la Guerra Civil, me he encontrado. No es coña. Todo por la provocación de un tal Pío, o Pijo Mola, Moya, Moa, Mota o no sé cómo se llama el payo, que habló de los mitos, ritos o pitos y flautas de la llamada Guerra Civil, o Nuestra Guerra Civil, como la llaman algunos castizos acérrimos, que van desde ese sociata que casi la vivió, hasta el defensor de régimen a la antigua, esto es, como era con Franco. Y detrás de Pío anda toda la morralla y tropa cavernaria de los neocones con sus creencias, revisionismos, moderneces al revés. Que si los rojos estaban errados y que si la Guerra Civil parriba y que si la Guerra Civil pabajo… Y les sale en otro bando que no, que si de eso nada, que si los ganadores eran más malos, y que si mataron más, que si todavía hay gente enterrada que ni se saben sus nombres ni sus huesos… Y sé más de esto último, porque en casi toda la cosa que llaman democracia ha sido arduo que me dieran un certificado de fallecimiento de un abuelo, que por lo visto lo asesinaron y metieron en fosa común por un veintitantos de octubre del 36, y lo asentaron en el registro civil como en febrero del 37. Y cuando me dan el certificado literal, veo que viene tachada la causa de la muerte, que se lee al trasluz por la cosa de la tinta de la fotocopia, y dice que fue arrollado por enfrentamiento con la fuerza pública. Supongo que la misma fuerza que me arrolla a veces a mí, sin tirarme en fosa común hasta la fecha y con embestidas amariconadas las más... Que eso de tachar la causa de la muerte en el acta literal de defunción fue invento de la llamada democracia, afianzada en los gloriosos gobiernos del los sevillís sociatas, Gonzaléz & Guerra y Cia., por aquello de que había que olvidar y olvidar pa mandar y mandar, mandar y mandar, que dice la cosa del canto mejicano, rodar y rodar, rodar y rodar...

En fin que ya tenemos dos bandos. Los don bandos de los bipolares, bipartidarios, bípedos, bifrontes, bífidos, hemiplejías mentales, que decía Ortega, de los maniqueos de siempre y los simplones del Todo.

Soy de los que llama a aquella guerra como Guerra Social Abierta de 1936-39, esto es, un episodio más de la guerra de siempre de los de Arriba (poderes económicos, políticos...), contra los de Abajo, esto es, los que anhelan un mundo justo y libre. Guerra Social Abierta que continuó (En mayo de 1937, sólo la Agrupación de Los Amigos de Durruti y los bolchevi­que-leninistas (BL) de la Sección Bolchevique-leninista de España (SBLE) lanzaron octavillas, que propug­naban la conti­nuación de la lucha y se oponían a un alto el fuego. Fueron las únicas organizaciones que intentaron presentar unos objetivos revolucio­narios a la insurrección de los trabajadores. La represión estalinista, tras la caída del gobierno de Largo Caballero, consiguió la ilegalización y proceso del POUM, pero también de Los Amigos de Durruti y de la SBLE. Al asesinato de los anarquistas Berneri, Barbieri y tantos otros de menor fama, siguió el asesinato y desaparición de los poumistas Nin y Landau, pero también de los camaradas de "Munis": el hebreo alemán Hans David Freund ("Moulin"), el ex-se­cretario de Trots­ky Erwin Wolf ("N. Braun"), y su amigo personal Carrasco), y continúa por otros medios, en la actualidad, en la sempiterna lucha de clases del presente y del futuro, o contra los de Arriba por los de Abajo, para eliminar toda situación de oprobio, mando, explotación, esclavitud, dependencia, mandos, líderes, injusticias, tontunas, liderazgos, zapaterismos y rajoynismos diversos, caciques prorefineros en Extremadura, el mejorque, y etc. Y que se está mostrando muy clarita con esto de la crisis, en donde los de Arriba se apoyan contra los de Abajo en sus tejemanejes y control del todo.
De ahí que no pocos luchadores, en aquella guerra social abierta, la continuaron en el frente abierto en la llamada Segunda Guerra Mundial, ayudando a destruir la forma de nazismo que arrolló poco después a Europa, y entraban gloriosos e invictos en Paris como sus libertadores. Esos españoles conscientes de lo que fue aquella guerra, nunca fueron vencidos y la continúan, abierta o cerrada, para vencer y hasta la victoria siempre.

Por ello la última batalla perdida, por los que se dejaron derrotar, en aquella Guerra llamada Civil, fue la nominal, la del nombre, y con el nombre, la idea, el asesinato de la idea, su fusilamiento. Fue perder definitivamente la guerra y darle a los fascistas de siempre la honra de ser vencedores por siempre.
Por ello estos de la memoria histórica, estos que quieren poner negro sobre blanco en aquel asunto, ahora están vencidos y entregados, pues usan el nombre que dieron a su crimen (Guerra Civil), nominación que los vencedores y fusiladores en paredones de cementerio, pusieron a su maldad, a su barbarie. Y son tontos –que no- o son colaboracionistas del tinglado, o para el tinglado, y al servicio de los de Arriba siempre. Sobre todo si los memoriosos acatan y sirven a alguien de Arriba que dice que es de Abajo por cualquiera cosa que viviera uno de sus parientes... Como si el ser de Abajo fuera hereditario y diese pedigrí.

Por ello los que impusieron el nombre de Guerra Civil de 1936-39 han sido siempre vencedores. Conviene refrescar la memoria, el entendimento y la voluntad, potencias del alma donde las haya, de estos histeriadores (sic) que olvidan, y acatan, el nombre de la barbaridad haciéndo propio el falso y vencedor: Eso de Guerra Civil siempre me sonó a timo, mentira, olvido, engaño, mofa, befa, burla, esto y lo otro...
Debe ser porque me crié en la plazuela Santana, de Llerena, y todo el vecindario era del bando vencido e irreductible, debe ser. Y por eso casi todos emigramos a la menor ocasión, debe ser. Con la memoria bien fresca.

27 de octubre de 2008

POETA EN BADAJOZ














El poeta pasa el domingo callejeando en Badajoz, como casi siempre que esto hace, sin prisa y sin compañía. Callejear es algo solitario y para solitarios. Reside, en estancia provisional, por la zona castiza de la parte alta, cerquita de lo que llaman el cruce de los Cabezones, con sabiduría y malaleche popular. Lo mismo que en Huelva llaman al Hospital de la Seguridad Social, la Tonta, porque su nombre oficial es el de Infanta Elena… Los Cabezones es un monumento a tres poetas pacenses del siglo XX: Manuel Pacheco Conejo, Jesús Delgado Valhondo y Luis Álvares Lencero, creo, así de memoria... (Pasa algo similar en Mérida).
Bueno, pues cojo la calle Luis de Morales, que fue un pintor genial del sigo XVI, llamado el Divino, de esta ciudad, y voy hasta la calle de san Juan, y salgo a la plaza del ayuntamiento… Camino sembrado de pintadas: Que si libertad para los gitanitos, turismo al peo o a tomar por culo, y eso de que: ESAMINATE PORQUE DIOS VIENE, o la terminal de DIOS VIENE PRONTO ESTAS PREPARADO… Toro republicano de Orborne con cuernos sangrientos, se mezclan, por las paredes, con una irónica felicitación orwelliana de 1984, cuando no eso de LUCHA OBRERA YA!, enmarcando la A en el redondel taurino de la anarquía, o esa calle dedicada a Meléndez Valdés, literato eximio del siglo XVIII, que en una placa resulta que es escritor y poeta, y en la siguiente sólo poeta…, visita casi obligada al club taurino… Esa sala llena de fotos del toreo, con firmas de toreros famosos, esa virgen de la Soledad, patrona de esta ciudad (y de mis recuerdos infantiles y juveniles, a mi paso por la calleja de la Soledad, en Llerena, casi a diario, donde sólo habitaron una casa de citas, una fábrica de aguardientes, licores y jarabes, y una señora, a la que abandonó el marido, camionero que se fue y nunca vino, y a la que la casa se le derrumbó, y como la mujer bebía para olvidar, pues le llamaron Granada la Borracha, que recuerdo con mucho afecto y emoción), ese rincón del torero, me conmocionó religiosamente y me confirmó que el toreo es un arte de la muerte, con la muerte, para la muerte. Pero sin asustarse, que así es la vida misma, la misma vida.

El poeta se detuvo una buena parte de la mañana en el Museo Provincial de donde obtuvo esas cuatro fotos de pinturas. Eduardo Naranjo, el pintor de Monesterio, con ese realismo sobrecogedor y superior a la llamada realidad. Aparece en un autorretrato desnudo de cintura arriba, y es autor de la pintura que semeja una señora de sofá desnuda y hermosa. Pero eso no es una señora, que diría el francés. Son dos pinturas de la exposición pasajera con que se oferta al visitante. Por cierto que a media mañana el poeta visita a solas las instalaciones, pues no hay apenas público… Casualmente se encuentra con el concejal del ayuntamiento de Cáceres, por IU, que visita las instalaciones, asimismo, señor Santiago Pavón, y lo saluda, pues cuando estudió en Cáceres, el poeta, recuerda que ya andaba por el mismo afán el concejal. Y le comenta sobre un amigo común, Arístides García, astur de pro en Norba Caesarina. Y el poeta no puede dejar de recordar que maquinó ayer estar en Cáceres...

Y no puede callar las fotos de las pintadas, llenas de ese halo que le recuerdan su estancia, por más de un año, en esta ciudad fronteriza, allá por 1976-77. Este es el único Badajoz que pervive de sus sensaciones de entonces. Porque en la actualidad se configura como la gran ciudad de Extremadura, con barrios llenos de ese acicalamiento impersonal que tanto abunda, saciados de impersonalidad y cutrerío de funcionarios y gente de medio pelo de las clases medias acomodadas, muchas de ellas venidas del resto de la región al arrimo de esta ciudad, que dicen que todavía necesita el AVE para recibir la bendición y convertirse en algo caro, insufrible, un habitáculo del Capital y del Mercado en donde la gente compita entre ella al uso de otras ciudades…, en fin, en una gran ciudad similar a Madrid, que es parámetro por el que los tontos babean y se corren, o corren.

Bien me hubiese gustado pormenorizar este texto en detalles, que a buen seguro el lector agradecería; pero falta inspiración, o mejor: prefiero dar la crónica de mis reflexiones sobre esta capital en otras entregas, en los próximos días. Con detalle de personas, incluidos, con más fotos, que creo que hice casi doscientas que se pueden mirar, al menos. Así me dejaré caer con la historia de la calle de las putas, Encarnación. Putas que ya no hay en ella, que están repartidas por toda la ciudad y ejercen de otras variadas y discretas maneras…

Y de pronto me viene a las mientes que tal vez convendría recomponer todo el paseo pacense al estilo del maestro James Joyce (Ulyses dixit), en una especie de odiseíco periplo, en una suerte de laberíntico vivir por Badajoz, en esa forma interiorizada y con múltiples tentáculos, recuerdos, futuros, culturas, escarceos, bendiciones, maldiciones, tomas y dacas, tiras y aflojas, fornicios, pajerías, pintadas, aclareos, fronteras, aburrimientos..., en fin, todo lo que pueda dar de sí lo que pasa por la cabeza, en esa conversación interior, ese diálogo interno, esa cháchara sobre lo que se ve y lo que se oculta, que uno lleva consigo mismo, en un día por Badajoz. Y un día de domingo, como lo fue. Alea jacta est...

23 de octubre de 2008

KRISIS DE KAKUMEN

Entre los que analizan la crisis estamos los que lo hacemos considerando, previamente, que existe una grave crisis de inteligencia, carencias de molleras bien amuebladas, falta de cocos despiertos. Por ende, libres. Y por eso lo otro. Y al revés, la crisis capitalista -es curioso que los medios dominantes no la llamen así- ahueca las molleras, estupidiza al populacho y vence la inteligencia.
Aunque hay amigos, con raras teorías, que dicen que es debido a que la hembra no sabe ya, hace como tres siglos, seleccionar o elegir al macho que la empreñe, o con el que se aparee, y como lo hace eligiendo al que los medios y los diversos comecocos educativos y publicitarios (escuela, insti, uni, cine, tele, modas, etc.) le dicen, pues la caga, ya que precisamente los que acceden reproducirse son los lerdos, tontos, gilis, faltuscos, idiotas, necios, estúpidos, torpes, ineptos, imbéciles, sandios, simples, estólidos, estultos, bobos, mentecatos, votantes, vacíos, llenos, vacuos, gedeones, gansos, botarates, fantoches, pueriles, bebecocas, militantes, majaderos, ingenuos, poltroneros, primos, asnos, borricos, mulos, yeguas, acémilas en general, víboras, sosos, soncos, memos, mamones, obtusos, difusos, cortos, bobalicones, zotes y azotes con Z, tardos, lelos y paralelos, porros y aporrados, negados y negadores, zopenzo con Z, pencos, so pencos con S y beocios o bebercios...; eso sí tos mu guapos, mu atractivos, mu bien puestos, según esos medios de conformación del gusto de las féminas susodichos (escuela, insti, uni, cine, tele, modas, etc.). Y a los inteligentes que le den por culo. Por eso, estos raros amigos, sostienen que la mariconería militante es un sector en ascenso del cacumen, tanto en sodomitas como en tatamitas, según diferenciaba Quevedo entre ese ganado bravo y espabilado, y según prefieran que les den o dar, o mediopensionados. Por ello entre los ninfos y bujarrones hay mucha materia gris. Y al igual entre las tortis, pa no ser menos y liberarlas.
Pero, en general -dicen-, lo mismo ocurre con el varón, a la hora de reproducirse y elegir la dama y su formación del gusto por parte de instituciones para ello, basadas en las más puras esencias del machismo reproductor. Son teorías de mis amigos, un tanto vergonzantes y largas de explicar. Que a lo mejor y para mi terror, llevan razones. Otro día las expondré a lo vivo.

... ... ... ... ... ... ...

La crisis de inteligencia que padecemos, unida a la desmovilización para defender el derecho a una vida en igualdad y con dignidad para todos que no somos de esa élite, nos hace incapaces para actuar. Lo saben, el tiempo lo dirá, pero me temo que poco les falta para señalarnos como culpables de su insaciable miseria acumuladora de riquezas.

En fin, la chirla Ming, en un escrito, me avisa de su decisión de no morir en plato alguno y menos aún terminar su centenaria vida en el estómago de unos asquerosos capitalistas. Ha decidido suicidarse antes y reencarnarse en virus inteligente, mutante y anti-capitalista, vengándose así de miles de chirlas fallecidas en los ricos restaurantes.

La idea no es mala. Carece, a mi entender, de realidad, pero por si ella fallara en su intento, me he afiliado a una religión que me garantiza la reencarnación e intento adoctrinarme en sus ideas.



NOTA: Gracias a Spencer Tunick por la foto impagable. Estoy muy favorecido.

22 de octubre de 2008

PÚLPITO


Desde luego que el cine, que influye "más de lo que la gente cree", según Borau, en la manera de hablar…
Para nuestro mal hay que reconocer que el cine es el púlpito moderno desde el que la clericalla domina y conforma la manera de hablar, y haciendo esa, la de pensar o no pensar, o pensar mal... Y no sólo de eso, sino de sentir, de ser, de estar, de fornicar (hoy la escuela del sexo es el cine porno), de no leer, de existir… Y encima los fautores tienen los redaños de ufanarse de ello, como este Borau.
Por eso así luce el pelo, porque el cine es un artilugio de dominio, no de libertad. Y me refiero al cine llamado comercial, de famosos, al de premios, estrellas, a ese cine que impone y consagra los valores dominantes del Capital y del Mercado, bien de forma expresa o subrepticia.

Desde luego que hay otra manera de hacer cine, otras maneras...

QUSTANTANNIYYEH (قسطنطنيه)




descalza sobre arena de la playa
el agua manto azul adorna bajo
tus naturales piernas desparpajo
y alegría de luz marca la raya

entre ellas y el reflejo en la pantalla
del agua como espejo bocabajo
espejo en distorsión y cabizbajo
presenta sin tu sol pura farfalla

fanfarria del añil que te contiene
un juego luminoso de un verano
en esa nube tú paraselene

el celaje celeste en el arcano
clarito del soneto nota bene
todo tú ser está copernicano





NOTA: Me encanta hacer sonetos descriptivos de fotos, de partes de fotos,
dejar la imaginación libre y abordar una visión transcendente, imaginativa,
de creación y juego de palabras. Retomo, en cierta forma, alguna costumbre
del barroco y de los clásicos en general. Aquí una foto en la foto, un reflejo
en el reflejo, reflejo de las piernas sobre el espejo de la arena y el agua y la foto,
reflejo de esa realidad...

18 de octubre de 2008

TODO TIENE ESTADO Y AMO

Uno se entera que las abejas, las laboriosas abejas están desapareciendo. No ya las de la fábula, por la cosa literaria, sino las reales, esas que producen la miel y derivados diversos, tan sanos y necesarios y gozosos al cuerpo. Parece que es un misterio sin resolver, y se están cirniendo especulaciones sobre el asunto, entrañando una índole de novela negra en cuanto a sospechas. Mi querida abeja Maya de mis años juveniles se muere también de pena… Lo que parece cierto es que es debido a la contaminación galopante que asola al planeta. Lo sabía de antes, y me lo confirma un trabajo en Diagonal, periódico quincenal de actualidad crítica, número 87, en su página 15. Por cierto recomiendo encarecidamente que lean este periódico, y que se suscriban al mismo, como un acto de libertad y para a libertad… Bueno, volvamos a las abejas y sus vicissitudes. Resulta que, según un investigador y escritor francés, esto de la eliminación de abejas ocurre por la excesiva manía del higienismo perverso de la sociedad en que vivimos, que ve un bicho y lo fumiga… Pero yo me malicio que todo está calculado. Seguro que la extinción es controlada. Me explico, se trata de eliminar a casi todas las abejas, con el fin de que sus productos se oferten en menor medida y suban de valor, esto es, de precio en un Mercado que hace todo lo que puede por ser criminal en la comercialización de todo. Porque a todo se le ha puesto precio…

Miren sino lo que ocurre en algunas poblaciones en donde el acceso a Internet no lo sirve ninguna compañía del Mercado en mando… Si lo hacen la gente desde abajo, desde los municipios como lugares democráticos de resolución de necesidades comunes. Como los que tienen el control del money, junto a políticos y jueces y todo poder, sea Estado o Mercado, cree que desde la rueda hasta el último invento es para negociete, para Mercado, para Capital, pues se echan encima los perros del trinque contra todo derecho de los de abajo, contra toda razón. Porque internet para ellos, para esos miserables que sólo ven negocio, no es lugar de encuentro, comunicación, cultura libre, arte…, sino sitio de afañe, de parte, de mero Mercado y Capital, y a sus servicios absolutos, que ya se encargan sus políticos y sus policias, sus jueces, de imponerlo...

Estas cosillas, junto a otras muchas que diariamente nos sobrevuelan, conforman un mundo necesitado de profunda revolución en valores, y entre lo que urge la destrucción absoluta de esos valores del Capital, del Mercado, de la Competitividad y otras lindeces que con sólo nombrarlas uno se ensucia no sólo la boca, sino hasta el ano, que ya es decir. Y sobre todo que se vayan limpiando del ámbito de las relaciones personales, donde anidan metidas hasta el tuétano, por la educación publicitaria de los medios y sus fines, sus recursos, desde la escuela hasta la tele o inernet, el uso que le dan, que es lo que merece cambio, revolución o destrucción. No queda otra.
Pues a ello. Que este mundo, sus recursos, sus gozos no pueden seguir teniendo el mismo dueño...

17 de octubre de 2008

CATERVA DE LA HISTORIA

Este texto apareció en la Revista de Carnaval de Llerena, el año 2005. Brevemente retocado lo traigo a la sección de cuentos de este portal. Que lo disfruten como merece, y se admiten apostillas al mismo, observaciones y todo tipo de comento, incluso en contra del mismo. Ya entonces manifestaba mis denuestos contra la Historia y sus usos y costumbres.

CATERVA DE HISTERIADORES
(relato carnavalero de ciencia-afición)

Por Agustín Romero Barroso
Protervo

Fue por aquellos y gloriosos días, cuando se descubrió claramente que todos los científicos andaban al servicio, y en nómina, de la farmoindustria, de manera que investigaban más en como mutar un virus para ocasionar enfermedades, para luego ofrecer sus remedios, que en otras cosas, como matar un virus. Y también cuando se supo el gatuperio de lo del agua. Sí, aquello de que las empresas que vendían agua embotellada eran las que tenían el monopolio del servicio del agua potable en todas las ciudades, poblados y aldeas, que estropeaban y hacían imbebible en las redes que controlaban, para que las gentes se tirara al monte del consumo del agua potable y preparada, que vendían a precios de vino. Todo con el contubernio de los políticos mercachifles. Fue también por entonces cuando me encontré el rollo de papel higiénico, que en su bolsa de plástico venía, tal como la compré del super, como lo más normal. Recuerdo que se me cayó en el suelo del baño, porque uno está torpe ya y con achaques, que andaba mojado, y fue a parar a un charquito donde se acabó de humedecer, y luego me di cuenta de que estaba escrito, que todo el rollo de papel higiénico contenía letras que, leyéndolas, que sé, sentado en la taza del inodoro, decían:

La Historia justifica las herencias, el Registro de la Propiedad, el Notario, lo tuyo y lo mío, la Policía y Fuerzas Armadas que lo sustentan, las Fronteras y la violencia legal llamada Guerra, en defensa de eso mismo... –peroraba el filósofo Panoplio, mientras triscaba saltarín tras un papelorio en el aire, arrebatado en ventolera, desde una ventana mal abierta, volando entre los entrillados pasadizos del archivo histórico y monumental.
Panoplio Carchipanda Tintetieso de Baz era uno de los catervos acendrados en el artibirloque de la ardua investigación histórica. Hacía labores de su biógrafo, a la sazón, don Artilugio Fansul, rey de copas, por otro lado, en un garito de la ciudad muy noble, leal y antiquísima. Los archivos de tan conspicua ciudad databan de varios milenios antes de esta era y de la otra de la otra... Y, como por aquel entonces no había papel, pues andaban inscritos en losas de piedra, los más rancios, y en ladrillos grabados los posteriores, que los protervos culpaban de que por su pesadez tenían, y ponían, las molleras mermadas a los más. Incluso los había, más sucesivos en el devenir del tiempo, en madera labrados, de papiro y de telas, hasta que al hombre, en su saludable preocupación por anotar la Historia, se le ocurrió fabricar papel para escribir la Historia con letras de oro, y guardarla con tesón, heroicidad y valor en los archivos, aparte de otros usos, como deleite y placer por el pasado, atraer turismo, ornato y prez ante otros pueblos incultos, memoria histórica, etc. Que no se inventó el papel, como sostiene el protervo Agustado, para limpiar el ano tras la defecación, micción u otras corporales acciones no dignas de mención, o para escribir poesía, cuentos o esa clase de inventiva libre e imaginativa que pone en peligro todos nuestros ínclitos valores patrios e históricos, o para fabricar la servilleta con la que se limpia después de comer morcilla, como sostienen otros protervos como Moliara, Sakesper, Zerbativo y el mismo contumaz Agustado, entre otra tropa molesta e ignara de la Historia, del arte y del tiempo.

Así pues fue en aquella clara mañana de mayo cuando nuestro bisoño hizo su tímida entrada en el lugar donde se custodia la Historia: el archivo; al tiempo que Panoplio profería la frase y verdades del inicio, sobre la ínclita Historia. Puso la vista el maestro en el pollizo, mirando de hito en hito, por encima de las lentes, caladas en la punta de su enorme napia, al tiempo que callaba en su perorata. Ante mirada bóvida y hasta de ratón asustado, o de híbrido de ambos, por no decir de burro de noria, le hizo gesto, con sus gordezuelas manos y el primerizo se acercó raudo cabe el sabio.
-¿Ves este papel en el que escribo y del que leo, envidiado bisoño? Pues has de saber que es bendición de los cielos, las tierras, los mares, los aires y las aguas, ya que en el mismo escribimos lo que importa: la Historia sacrosagrada, única y sostén del Todo. Has sido admitido a la iniciación en la Caterva de Historiadores, como aspirante a catervo, y llevarás el nombre de bisoño mientras dure tu formación espartana. Laudable es tu proyecto de recuperación de documentos de piedra y de ladrillo, así como los de madera, y los forjados en metales, para enriquecimiento de nuestra misión en esta tierra y goce en la venidera. Aun hay documentos que andan escritos por las paredes, salvo esas cosillas de los protervos llamadas pintadas o graffitis. Eso no es Historia, y es por ello que te lo prohibimos estudiar. Me refiero a lo escrito en la necesidad de contar la Historia que siempre se ha tenido y, no teniendo con mejor cosa se escribió en paredes: de las cárceles, las casas de pobres, que ni aun papel tenían, castillos y lugares donde se atrincheraban por asedios en época de guerras, putiferios y lenocinios diversos...
En esto se abrió la puerta, otra vez, y asomó una jeta con gorra de béisbol por montera, con vidriosos ojillos de liebre rubia, que cuando mostró a su portador, o portadora, apareció ante ellos un ser con pantalón corto, cámara de fotos en mano, mochila pequeña a la espalda, comisuras de los labios blanquinosas, botas de zascandileo turistero, que fue empujado por tropel de otras gentes de similar catadura. Eran turistas en cuaresma. Vociferó Panoplio y todos se atropellaron para salir de nuevo.
-Sin Historia no habría turismo, hijo -reconvino de nuevo al bisoño- y sin turismo nada sería posible. Pero de eso a penetrar en nuestros santos recovecos, va un abismo. Por eso les rugí y espanté, como santo ganado que se mete en lugar inadecuado; pero que nos da leche y miel…
Nada decía el discípulo, sino asentir con la cabeza gacha, con probada humildad, y procedió a ubicarse en el cubículo que desde aquel momento le acogería las más de las horas de sus días, en el trabajo ímprobo del archivo. Es costumbre en la Caterva de Historiadores exigir una prueba académica para los que a ella quieran acogerse, que es como acogerse a sagrado fuego de mantenimiento del mundo. Esa prueba consistía en trabajo investigador, aprobado tras deliberación de la Suprema Cata sobre el proyecto presentado. El de Gilberio Kaika, que así se llamaba nuestro bisoño, fue uno de los más osados de los últimos tiempos, según se recogía pormenorizado en registros y archivos de la Caterva. Antes de admitirse el trabajo y poner los medios para su desarrollo, Gilberio Kaika hubo de ser investido, en un acto de catecumenado, en el que la parte sustanciosa fue su desprecio a los protervos de la liberalidad, secta insurrecta y temeraria que negaba la Historia, y que eran mantenidos a raya por la Caterva de Historiadores con singular eficacia, sagrado celo y policía. La tal secta de protervos no adora el Dinero, que por otro nombre damos al Money, Billete, Capital, Fortuna, Riqueza, Peculio, Patrimonio, Caudal, Hacienda, Valores, Metálico, Numerario, Divisa, Cuartos, Plata, Mosca, Efectivo, Oro, Calderilla, Parné, Guita, Panoja y los innumerables nombres que tratan de expresar lo que vale. Pero vayamos a la consistencia del trabajo del bisoño Gilberio. Como se ha dicho, usóse, en otro tiempo, de la piedra y del ladrillo, así como de madera, metales, e incluso hueso, para escribir la Historia y conservarla por parte de los ancestros, conscientes siempre que sin Historia no había Mundo posible, ni Orden, ni Comida, ni Estado, ni Educación, ni Seguridad, ni Decencia, ni Sabiduría, ni Ricos, ni Arte, ni Dinero, ni Ancas de Rana, ni Jamón de Pata Negra, ni Putas, ni Moda, ni Fútbol como hemos visto, ni Turismo, tal como se dejó ver cuando irrumpió el grupo de ellos en el archivo, hace cosa de media hora. Yendo de nuevo al trabajo de Kaika (Gilberio) tenemos que decir, y diremos, que llegaron tiempos terribles y aquellas losas de piedra, aquellos santísimos ladrillos escritos y horneados, así como las láminas de metal de bronce, cobre, hierro, oro y plata, así como los documentos sostenidos en la preclara madera y hasta en el hueso, fueron destruidos, por diversas peripecias desterradas de la Historia por su perversidad, en una gran parte por los Protervos Liminares, que así son llamados los que usaron aquellos ancestrales archivos de piedra para construir sus casas, aquellos inestimable ladrillos, en los que estaba la Verdad Histórica, la Memoria de la Humanidad, para edificar casas, zahurdas, bujardas y hasta retretes o sumideros. Sobre las láminas de cobre, bronce y hierro, no digamos más, que se usaron para hacer cazos, sartenes, calderos, hoces, martillos, rejas de arado, hebillas de cinturón, botones, clavos para puertas y ventanas, así como de ataúdes y arcones, alcayatas, espadas, cuchillos, cortauñas y un número inclasificable de otras muchas herramientas, con las que los protervos se identifican. No se diga más sobre las planchas de oro y plata, donde constaban los hechos más gloriosos de la prístina Historia. Fueron fundidas para fabricar dijes y cadenas ornamentales para sus mujeres y de ellos mismos, así como instrumentos diversos que no enumeramos por vergüenza ajena. Cierto es que hubo un tiempo en el que ocurrió una escisión entre las gentes de la Caterva de Historiadores, mantenida sobre si era más importante el Dinero o la Historia. Una inmensa pléyade se canteó porque el Dinero, y muchos destruyeron piezas de oro y plata para enriquecerse, no sabiendo que se empobrecían al destruir la Verdad Histórica, contenida en aquellas planchas. Fue en los tiempos del catervo Jocundémeno cuando las huestes de aquella heterodoxia, surgida en el seno de la Caterva, fue expulsada a los abismos de lo protervo para siempre jamás. Consiguiendo el ilustrísimo historiador y exégeta Jocundémeno, y sus hombres buenos, una teoría que concuerda y pone en paz la Historia con el Dinero como cosas necesarias al ser. De aquella época data el Cantar de Jocundémeno, leído y recitado hoy en las escuelas y lugares de adoctrinamiento, por los parvulitos, cuyas estrofas repiten en juegos, en jornadas de senderismo y otros usos del cante de las glorias del adalid de la Historia, llamado por otro nombre Sio Sidi. Asimismo se vende el cantar a los turistas, con una copia exacta de la olla de barro que usó, para preservar ciertos documentos muy importantes, enterrándolos en la misma. Al igual la milicia se fortalece leyendo tan garrida gesta como ejercicio obligatorio. Y en el Día del Ratón y de la Rata, todos hemos de comernos uno de esos animalitos asados, en honor del sagrado héroe de la Historia, que supo mantener su vida alimentándose de ellos en su durísima lucha contra los protervos y para conservar la Historia. Se han dado casos de indigestiones truculentas en banquetes con asados de ratas y ratones, de la mucha afición que se le tiene por los adictos a la Historia, y por ser perturbadores, alteradores y destructores de archivos, los dichos animaluchos. Comiéndolos también se come Historia. Y de lo que se come se cría… Es por eso que podemos enorgullecernos de que en nuestras ciudades no haya ratas ni ratones, ni en los campos. Es más, hemos de criarlos en nuestras granjas, o raticias, para las celebraciones de ese día nacional en honor de Jocundémeno.
Verdad es también que entre los destructores de planchas de oro y plata, donde estaba contenida la Verdad Histórica, se infiltraron muchos fieles catervos, que idearon fundirlas en monedas, que si muchas fueron hechas con planchas que nunca debieron ser destruidas, es también Verdad Histórica, que fueron ideadas para preservar datos históricos en las mismas, como ha sido revelado en la posteridad, en las magníficas colecciones de monedas que también contienen la Verdad Histórica. De manera que muchas láminas de oro y plata que mantenían la Historia Verdadera, se transformaron en monedas, cuyo taraceo también preserva certeza histórica. En fin, que el trabajo de nuestro neófito será recuperar estelas de piedra y piezas de ladrillos que contienen la Historia Verdadera y Cierta del Pasado. Pese a que han sido usadas en construcciones de edificios, zahurdas o donde fuere. Que su misión es catalogarlas y recuperarlas para recuperar la memoria de la Humanidad recogida en ellas, y con la memoria el patrimonio, y con el patrimonio la riqueza y con la riqueza el Capital, y con el mismo Capital la Felicidad y el Dinero.

Contaba el catecúmeno Gilberio Kaika, con luenga beca de los poderes establecidos, ya que la Historia justifica todo el Sistema de Dominio Presente. Residía en el Palacio de la Caterva de Historiadores, que era hermoso edificio con dependencias para que vivieran en él hasta cien catervos. Estaba dominando la plaza de la Decrem, llamada popularmente, por la gente proterva, de Las Cebollas. Era la vida, en aquella residencia, de estudio y sosiego. La vestimenta de un catervo lo distinguía. Los consagrados se cubrían con traje y corbata negra. Los bisoños con traje sin corbata, con un pañuelo amarillo al cuello.
La primera noche que Gilberio Kaika pasó en la residencia, y la única, no es digna de olvido. Sabido es que las mujeres no podían dedicarse a menesteres propios de la Caterva de Historiadores. Así que no se permitía la estancia de las mismas en sus instalaciones. Y que al rayar la noche debían largarse las muchas que en ella hacían labores propias de sus trabajos de servicios y cuidados de los varones. Porque la vida del establecimiento era una mezcolanza de cuartel y convento religioso. Tras el primer día de trabajo de Gilberio, que se inició, como leímos, con el recibo del archivista Panoplio; nuestro siempre bienamado parvulito volvió a la residencia para recuperar, con el sueño de la noche, fuerzas para el siguiente día. Le adjudicaron habitación cuya única ventana daba a un huerto de la comunidad que cuidaba un tuerto vejete llamado Juanito, sobre el cual bien le advirtieron que no tuviera trato. La ventana no tenía rejas. Era Gilberio un bisoño de sanas costumbres para la Historia. Así que acostumbraba acostarse al anochecer y levantarse al amanecer. Aquella noche, tras la frugal colación en el cenáculo con la comunidad de catervos presentes, subió a su aposento.
Una extraña sensación de nerviosismo lo invadía, que atribuyó a lo asendereado de la jornada. Se reclinó en el lecho y procedió al hecho mágico de entablar el sueño. Sin embargo vino a sus mientes, recostadas en la dura almohada, todo el boato y ceremonial con el que fue investido bisoño, con la asistencia de toda la politiquería, y todos los gentileshombres de religión, y los señores de Justicia, con sus muchos corchetes, todos de punta en blanco, o de blanco en punta. Es emoción que difícilmente se olvida y supera. Sumando además la presencia de la televisión, la radio, la prensa escrita, como modernos elementos que hacen la Verdad Histórica presente, aunque siempre necesitan del retoque y repunte de los catervos, claro. Y aquellas palabras con que se abría el acto, del Gran Barbián: Estimada Caterva, estimadas gentes y autoridades porque la Historia os ha puesto ahí: Sin memoria no hay futuro, y la Historia es el depósito de la memoria, su dueño, y nosotros sus señores. Como no tenemos mente inmortal hemos de preservar la memoria histórica, que es Historia, en soportes materiales duraderos, hemos de preparar esforzados cofrades para su custodia y remiendo, enriquecimiento y sostén, cuidado, guarda del orden establecido, salvación de la Humanidad, del Universo mundo… Se llamaba, el Gran Barbián, ilustrísimo Flipe Lobobisco, que a pesar de ser tuerto de un ojo, y del otro manarle continuo llanto sanguinolento, tenía claras visiones del pasado, muy clarividentes, acendradas en el presente y preservando el futuro. Es por ello que pertenecía a la Sociedad Vidente de Chus, a título secreto, y se ponía en contacto con el más allá, donde tenía largas peroratas con Julio César, Plinio, Alejandro Magno, Felipe II, Carlos de Gante, los Reyes Católicos, Colón, Ulises, Tarquino, Otelo, Hamlet, el Lazarillo, Gulliver, y otros catervos muy eminentes que en la Historia han sido. Cierta vez se peleó con Sabino de Arana sobre la propiedad de una maceta de geranios…

Gilberio no se dormía. Dio media vuelta en el camastro y trató de olvidar lo ocurrido en su investidura como parvulito bisoño, tratar de olvidar sus faenas investigadoras, y tratar, -finalmente- de conciliar el sueño, pues por la Historia sabemos que todo hombre duerme de noche. En aquella postura, sobre el lado derecho del cuerpo, no solía dormirse; pero sí entraba en trances. Luego se volvía a su pose normal, sobre el lado izquierdo, con las piernas dobladas, y dormía de un tirón. El cansancio era morrocotudo y no llegaba el sueño, siendo cierto lo que dice el común, de que cuando acucia un enorme cansancio tarda en llegar esa posesión de tinieblas que supone el sueño. Le visitaban frases de los catervos supremos: La Historia, portavoz y salvación humana. Necesaria como el agua y el pan, tanto como el jamón o las legumbres, aparte del vino. A eso te encomiendas, bisoño, a eso te dedicarás toda tu vida. No amarás otra sabiduría, recordó de las palabras del Gran Barbián, asistente al acto, que era uno de los más nobles ancianos que sobre la faz de la Tierra andan y hacen Historia. Y recordó con viveza que los grandes barbianes son doce en todo el universo, y dice la leyenda que siempre han de existir, y que el día que uno sólo desaparezca, desaparece la Historia y con ella el mundo, todo lo existente se perderá en el olvido. Son como las columnas que sostienen el inmenso templo de la Historia. Cuyo soporte no está en ningún sitio y está en todos a un tiempo. Los grandes barbianes son ubicuos. Todo lo creado desaparece si desaparece la Historia. Por eso los doce están bien protegidos, e inmediatamente que muere uno, le sustituye su sucesor, no pudiendo estar doce días la vacante de un Gran Barbián descubierta; si ello sucede, la hecatombe y el Apocalipsis sería inminente, como dice san Juan en su importante libro sobre la Historia futura. Cada uno vive donde le toca y no se conocen entre sí.
Le asendereaban esas y otras noticias de las vivezas de los frenéticos veinte últimos días. Y sin dormir. Se ensoñó por la posibilidad de ser un Gran Barbián, cuyo poder puede ser omnímodo, aunque tienen apariencia de pobre gente, sin fuerza y como tontuelos. Pero tienen potestades más allá que cualquier político, que debe estar a su servicio, que cualquier poder terrenal, que cualquier juez, que todos los potentados… Se daba cuenta de su locura, de su menesterosa excitación, de sus ansias, de sus deseos que lo culpaban y le ofendían. Y el lecho se le volvió inquietante. Le inquietó la luz tenue que penetraba por la ventana que dejó abierta. Levantó entonces la cabeza y abrió los ojos, aguzando los oídos, entreabriendo la boca y aguijando el tacto. Miró y allí estaba una figura, en la habitación. No se asustó. Volvió a cerrar los ojos y reclinar la cabeza sobre la dura almohada. Sintió como una mano le acariciaba la cabeza con una ternura infinita, de esa que hace Historia en la personalidad de cada uno. Un sueño, aquello era un sueño. Al pronto oyó un ruido. Esta vez perceptible como gruñido. Se alzó, sentado sobre la cama, y contempló, en medio del aposento, como una figura humana centelleante. Pasmado, restregándose los ojos, el bisoño escuchó:
-No te asustes. Tranquilo, amigo mío. Soy un ser extrahistórico. Vengo para tu placer y tu descanso. Dime, dijo agitando la mano al aire con gracia, ¿qué deseas: macho o hembra?
Cosido, y aún más enhebrado, por la sorpresa, no gritó, como fue su intención, sino que un gratísimo calor le fue reconcomiendo los tuétanos, las sus ingles, y le subió el cosquilleo a los cielos de su cerebro por el hontanar de la espalda, desde la rabadilla hasta el cogote, y más… Gilberio Kaika se decidió sin pensar mucho, haciendo caso de su deseo burbujeante.
-…Hembra… Creo que hembra…
-Debes ser claro, no creer –reconvino la aparición angélica.
-Vale. Pues hembra, si he de dormir a pierna suelta. –Aclaremos, que preparado, como estaba, nuestro bisoño se percató que lo que sucedía era prueba o trampa de su iniciación, o, tal vez, maquinaciones de protervos. O, como plausible, visiones de sueños o pesadillas ladillescas de engorros sexuales.
Al rato todo se hizo oscuro. Fue Kaika y encendió la luz, como quien hace el primer día, o la primera noche –mejor dicho-. Lo deslumbró la más hermosa doncella que sus imaginaciones pudieran labrar, urdir, tramar, gestionar, archivar, historiar, negociar, solventar, procurar, asesorar, administrar, expedir, sentada en la silla, sonriente y amorosa, provocativa, incitante, estimulante, instigadora, insinuante, sugerente. Tal como ordena la Historia. Mas lo que allá sucedió ni lo cuentan las crónicas, ni lo contamos.

Llegado el día siguiente, a la sazón martes de Carnaval, según impuras costumbres de los protervos, Gilberio Kaika abandonaba la residencia de la plaza de Las Cebollas, bien amartelado de su compaña nocturna. Claro que esto último no costa en el ramo de archivos, bibliotecas y museos, y, por lo tanto no existe, no es Historia. Otro Gilberio Kaika lo sustituyó de inmediato, al saberse de su pecado contra la Historia, por mandato del Barbián Menudo que gobernaba la residencia. Así que aquel Gilberio Kaika, aquel que iba a dedicar su vida y desvelos a la Historia, develando las verdades pasadas, contenidas en losas de piedra, láminas de cobre, bronce, hierro, oro y plata, amén de madera y hueso, no había existido, no era Historia, no era Memoria Histórica. Y pasaba a ocupar su ignominioso lugar entre la calaña y pelaje de los protervos, aquellos que existen como guarros en zahurdas plutónicas, y aun venusíacas, sin jamás hacer ni saber Historia. Allá donde habita el olvido, en sus pesados paredones. Pobrecitos conjurados a subsistir sin las bendiciones y parabienes, aparte de subvenciones, sueldos, poltronas y secretarias, de los Tiempos, el Poder, el Capital, el Dinero, la Tele con Parabólica, Internet por Cable Gratis Total (cuatro dioses en uno). Y tantos y tantísimas deidades benéficas de nuestra felicidad. Sin contentos de salir en la Tele, en la radio, duende de las ondas, predicando la nueva era de progreso imparable, ni de las crónicas inmortales contenidas en la prensa local, comarcal, regional, nacional, y mundial o planetaria. Ni tan siquiera como escorias o casquetes de la Historia. Gilberio Kaika, el primer bisoño que apareció ante el archivero Panoplio, no ha sido más que un producto de la imaginación, y un servicio ofrecido en este papel, para limpiarse a gusto. Gilberio Kaika se ha perdido por los calambres de su pilila, como Adán perdió el paraíso.

Y se acabó el escrito, que medía casi dos metros de tira de papel. Como lo leí del tirón, sentado como estaba, haciendo lo que nadie puede hacer por mí, me dolían los muslos enclenques que tengo, y el ano descoyuntado, de tan luenga y despatarrante lectura, reclinado en la taza del retrete. Lo primero que hice fue recomponerme, y apearme del asiento, tomar un trozo de papel higiénico con aquella Historia y hacer correcto uso del mismo. No merecía la pena conservar tanta puta mierda, producto de imaginación calenturienta. Donde se ponga la Puta Verdad de la Historia, o la Memoria Histórica que se quite el papel higiénico… Tiré de la cadena… Que si catervos, que si protervos, que si Historia, que si bisoños o bisojos, que si apariciones y mariconadas tan cutres como las del señor de los martillos o platillos, o tal vez chiquillos, que si barbilindos o barbianes. ¡Gilipolleces! Nunca mejor dicho lo de ¡a tomar por culo!, con tales cosas. Que me voy a la reunión de los constituyentes de la Hermandad de Amigos de la Bellota de Oro, la HABO, que eso sí que es Historia, junto con los Donantes del Melón de Oro (DOMO), y no esos entretiempos que imprimen los fabricantes en el papel higiénico por estos tiempos, en las rebajas de enero, o con las rebajas.

NOTA.- Este relato es una adaptación de otro, con el mismo título, contenido en Las Miradas de Través, tocho de 53 relatos, que el escritor, poeta, ensayista y protervo Agustín Romero Barroso prepara para una importante editorial, sin fines de afamarse o de triunfar.

PAYADA

Un día de diciembre, del año 1977 y en La Coruña, concretamente en el Palacio Municipal de los Deportes, conocí a un payador argentino que ensayaba su guitarra y voz para ajustar el micro, y el sonido, para su actuación en el concierto en el que se participaría, como una actividad más, contra aquel pasteleo llamado Los Pactos de la Moncloa, acuerdos por los que se ahormaba la llamada democracia al régimen franquista o viceversa, como luego tuvimos ocasión de comprobar. Un payador es un cantor que improvisa con su guitarra, según unas pautas, sobre cualquier tema. En aquel caso asuntos sociales, sindicales y políticos… La verdad es que también fui allá, aquella mañana, para templar el sonido del equipo, ya que también aportaba mi canto en aquel evento, cuando uno anduvo por ahí cantando sus cosas, por mera afición e invitación de amigos, que nunca pensé en ser un émulo de nadie ni senda de cantautor.
Siempre he admirado la poesía popular de tipo oral. Lo que es la poesía en sus inicios ancestrales y vitales. De la que pervive la de los payadores es de lo más auténtico. También el uso de los bertsolaris euskaldunes, o los resquicios que andan por alguna zona andaluza y murciana…

Todo esto me ha venido por un poema que iba a añadir al famoso juez Garzón, al final de esa entrada sobre su tema de actualidad en candelero y para entretener al personal. Digo el señor Juez, no la entrada ni yo... Pongo el arranque del poema aquí, porque me encantaría haberlo hecho al estilo de estos cantores populares de payadas, ya que no en uso de bertsolari. Para hacerle justicia poética al héroe de la justicia. Cómo no. Así que imaginen cantados estos versos por un payador al uso, bien acompañado de guitarra o guitarrón chileno, que por Chile también hacen estos usos. Ilustro con algún vídeo para ayudar la imaginación del benévolo lector.

PAYADA PARA GARZÓN

Oíga usted señó garzón
Desde esa audiencia de usté
Preste atención
También soy humanidad

Mire por donde columbro
Que hijo de hombre nací
Aprendí respiré viví
Mire por donde me entero
Que pretende justiciero
La justicia universal
Nada más y nada menos
Y comienza por el fondo
Pudo venirse al principio
Y predicar ahora mismo
Y aquí
La justicia de mi caso
Que me matan por acaso
Mi libertad de expresión
Porque mi web cercenaron

La justicia está de paro
El juez garzón con retraso

Etcétera etcétera etcétera









16 de octubre de 2008

PATRAÑA DE PREMIO


Con ese descaro de bizco pardales... Me presenté porque me daban como finalista hasta sin haber escrito nada.
Que cada vez hay más descaro en este negocio del premio Trompeta, Corneta o Planeta..., que le pierdo el norte al nombre, la cosa o el negocio del engaño...
Vejan la inteligencia, destruyen la literatura y encima la chusma les hace ganar dineros. Bueno la mordida gorda viene por los miles de ejemplares que las administraciones, distintas y diversas, deben comprar, a la puñetera fuerza, para surtir bibliotecas, instis, escuelas, regalos y otras patrañas culturales y de contubernio entre el poder político y el negocio editorial con poder.
Así cualquiera...
Los premios son una iniquidad contra al artista y el arte.

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD PRESENTE

Vamos a ver. No es que yo no esté con la gente que sufrió y fue víctima en la guerra social de 1936-39. Que no.Yo también soy esa gente y tengo toda mi familia de ese lado del victimario. Bien recordada siempre y desde siempre. Por cierto, la llamo guerra social continua, pues continúa hoy por otros medios. Más en este tiempo de crisis económica del Capital y del Mercado. No he abandonado la trinchera, ni la he negado como todos esos memorísticos histé(ó)ricos. Que la han reducido a historia. Y tengo enfrente a Garzón y a todos los jueces como él, los señoritos a los que sirve y sus amos...
Viendo toda la movida de la llamada memoria histórica uno siente asco de sus promotores, auspiciadores, usuarios, trepas, historiadores, discutidores y dueños de la misma. No son más -y si no lo son están deseando- que la suprestructura electoral del p$soe o de sus entornos de espectáculo, propaganda, terror y mando. Que ahora, gastado en viejo discurso engañifa, de que son de izquierdas por la cara y porque lo dice la publicidad, ya que la crisis nos muestra que no hay proyecto para tumbar el capitalismo y conseguir un socialismo (más que en pérdidas de los grandes bancos y capitales), y al hilo de ciertas modas y modos culturales, aprovecha el río revuelto. Ese p$oe que colaboraba, mano a mano con la dictadura de Primo de Rivera, con servicios que iban desde poltronas en el Consejo de Estado, dictatorial, hasta actividades contra sindicatos de obreros…, ese p$oe que negaba armas a la gente, en aquella lucha social contra el fascio y el Capital, y que con sus medidos errores hacía que Franco y los suyos ganaran terreno…, ese p$oe que anda tras el asesinato de militantes de la izquierda, revolucionarios…, ese p$oe no lucha ni aguanta durante la dictadura franquista, y que resurge, inventado, de algunos perdidos milites o restos testimoniales, en Suresnes, auspiciado, protegido y potenciado como p$oe (r) -porque los restos de militantes que quedaban del histórico saben del manejo del sistema…-, ese p$oe otanista, capitalista, mercachifle y, en Extremadura, caciquil hasta la médula y la refinería.
Y claro que no, no voy a sumarme a todo eso de la memoria, para que esos, de ese p$oe, se lo lleven calentito… Porque no hay otros. No los hay. No voy a hacer como el diario del negociado general del espectáculo del héroe: participar, al alimón, en el engorde de la superestructura electoral...
Y cuidado, no soy del pp ni por el forro, que el pp es la otra cara, o culo, bipartidario, del invento franquista del todo atado y bien atado...
Y ahora, para aclararme el asunto, comparece el andalusí Garzón, el grandioso juez que tapó todo lo que pudo a los GAL, las fosas comunes de los GAL, los asesinatos de los GAL, los elementos de los GAL…, los fondos reservados de los GAL, los amos de los GAL, todo lo que no se sabe de los GAL, que es todo y para siempre… Este juez, si es que en España hay jueces y no meros serviles del mando político, como se puede demostrar simple y claramente, cuando no descabellados señores de horca y cuchillo que, amparados por la fuerzas públicas, hacen lo que les da la gana, contra toda razón y ley, como he tenido ocasión de comprobar en mi propia carne. Sí hay jueces buenos en España, no lo dudo. Pero yo nos los conozco y el común de la gente tampoco y deben estar muy recogidos…
Este menda de Garzón va y pretende hacer justicia con asuntos de hace como setenta años, cuando no sabe hacerla con las barbaridades que ocurren ante sus narices de político pe$oero del ahora. Y es que deben de tener en su Audiencia Nacional muchos recursos y especialistas… Y todo aupado y publicitado por los medios, que micer Garzón necesita de balumba de periódicos, radios, teles, cines, y mil y un patrañeo de espectáculo para hacer su justicia, ya que sirve a donoso señor que recogerá calentito el fruto generoso de todo eso, para sus recolecciones de papeletas electorales y seguir en el garlito y mando capitalista, y que tal vez lo hagan ministro del ramo... La superestructura electoral de ese partido, que he mencionado con el símbolo $ del Capital.
Había, hace años, un programa, en Radio Nacional, que se llamaba Juicio a la Historia. Y en el mismo comparecía Alejandro Magno ante unos jueces que lo sometían a implacable cuestionario y debate para condenarlo o absorberlo. Quien dice Alejandro Magno podría decir César, Napoleón, Cervantes, El Lazarillo o cualquier personaje histórico, fuera individual o común, porque recuerdo que cierta vez juzgaron a los comuneros, o a los alumbrados, incluso recuerdo que a los guerrilleros de la postguerra social de 1936-39… Que como juego y recreo no está mal eso. Que debe ser la manía con lo histórico y sus frutos: novela histórica, gusto por muebles antiguos, ideas carcas…
Pero he visto la peli El niño del pijama a rayas, y en la misma hay una interesantísima discusión, al respecto de lo que digo de la historia y sus maniáticos, entre un oficial que sirve a las órdenes del padre del niño que trata con el otro niño, el del pijama a rayas, y algún otro elemento de la peli. Resulta que en plena Alemania nazi, aquel oficial tuvo un padre que odiaba la historia y a los historiadores, cosa que apasionaba a los nazis y que siendo, como era, profesor de literatura, se exilió en Suiza para salvar su pellejo, ya que los nazis no aguantaban a quien se mofaba de la historia, o no la gustaba... Y el hijo oficial lleva aquello mal y sufre por el mal ejemplo del padre que no amaba la historia…
Viene todo esto por la inmensa injusticia de que los jueces pierdan tiempos y recursos en juzgar el pasado remoto, para servicio de propaganda política y espectáculo mediático, en beneficio de cierto partido y sus poltronas, mientras en el presente no se hace justicia, o se hacen barbaridades, como esa de condenar a un inocente a quince años, por violación, y cuando los cumple darse cuenta de que es inocente. Y ni siquiera van y le piden perdón público, o dan alguna explicación social... Y es que tanto retraso da grima. Como poco.
Y tal vez dentro de setenta años se me haga justicia, por el juez garzón pertinente, en mi asunto del ataque a mi web, a esta web. Hecho con total impunidad y alevosía por mala gente que, incapaz de eliminarme, prefiere, en su cobardía y fascismo innatos, callarme porque daño sus beneficios injustos, sus pretensiones de engaño del común, su espectáculo y su campaña electoral continua, porque están llenos de ignorancia, miedos y odio, y porque sólo tienen intereses y esos dineros afañados en sus faenas en las administraciones, a donde han arribado coleccionando papeletas electorales en las urnas y utilizando todo para la campaña electoral continua, que llaman gobernar.
Que entre Garzón y Franco andamos aviaos los que vivimos un presente sin justicia, y un negro futuro para la misma, totalmente al servicio de los políticos y del mando.
¿Más claro?

15 de octubre de 2008

SEÑORES DON GALLARDO Y DON IBARRA: ¡REFINERÍA JAMÁS!

En Extremadura un empresario, salido del oscurantismo en que se forman estos elementos principales del sistema Capitalista, en contubernio con la Junta de Extremadura, utilizando el partido, p$oe, y todo su entorno talibán de terror y mando, que ha subvencionado generosamente, ha adjudicado cuantiosos dineros para obras públicas, con pingues beneficios, para el supradicho empresario, que por otra parte ha ganado dineros a espuertas en esa cercana época de la especulación constructora, ya que era/es proveedor de cemento y de ferralla, pretenden instalar un emporio refinero, pese a la crisis, pese al daño y el coste que eso provoca en Extremadura, cercenando recursos, aguas, aire, pese a todo y por encima de todos...

Esta noche he visto la peli En tierra peligrosa, que ilustra la vesania de los refineros viles que en el mundo son, la gente que antepone su beneficio por encima de la vida y la razón. No he podido por menos que venirme y poner ese final de la misma. Que lo disfruten y lo reflexionen.
¡¡¡¡REFINERÍA EN EXTREMADURA JAMÁS!!!!

Y esperemos que la famosa crisis nos libre del daño del la refinería, que con tanta devoción quieren el seor empresario y micer Ibarra, sus sicarios de los sindicatos verticales y trajineros CCOO y UGT, ¡menudos carasduras! y todo el entorno del mando supremo en esta tierra, en donde la mayoría está sojuzgada por una minoría surgida de las urnas, sus urnas, como si fuera un gazapo (esa minoría en gobierno), emanado de la chistera de un mago...

También en KAOSENLARED


14 de octubre de 2008

LA DROGA OTAN

Que ya es hora de que la píen concreta. Esto es, que lo digan clarito. Efectivamente, en Afganistán no hay petróleo, y su invasión y dominio, la lucha por su territorio, no se hace por el preciado elemento. Que las tropas yanquis y sus mariachis de la OTAN andan allá en la enésima guerra del opio, señores, que Europa, y sus colonias más espabiladas (USA, Canadá, Australia et altera) han hecho a los orientales desde siempre.
Así como tampoco lo de la guerra salvaje, una redundancia que me permito, a Irak fue por el valor de su oro negro, o las vesanias de su mandatario Sadan Husein. Qué no. Es por el agua del Tigris y el Eúfrates, únicas fuentes sin fin de la misma para toda la zona de los que nadan en el oropel del hidrocarburo. El llamado Medio Oriente. Esto es desde Arabia Saudí, la tira de emiratos, hasta Israel, por ejemplo. Que son los que pagan y auspician la guerra contra el pueblo irakí y su control absoluto.
Así que miren por donde la mentira de la publicidad y propaganda, llamadas informativas, se la ha metido a todos doblada, y permítanme la expresión grosera porque de groserías tratamos. Que la mentira tiene forma de consolador/misil sodomita y demoníaco.
Desde siempre he estado contra la prohibición de sustancias que llaman, desde el poder, drogas. Desde siempre ha sido esa argucia prohibitiva motivo para otros controles sociales, militares, de poder, mangoneo y mando. Estoy de acuerdo totalmente como lo expone Antonio Escohotado en su Historia de las Drogas (tres generosos volúmenes), tan sabiamente escrita y tan contra la historia de los historiadores de pacotilla y frenesí, tan meando fuera del tiesto siempre, y tan embobados y pagados del servicio al señor que les toque en turno.
Se mueve mucho dinerito con la cosa de los derivados opiáceos en el mundo como para ser ajenos al mercado y dejarlo a su buen tuntún y sin control por parte de las potencias. Por otro lado, el opio es la fuente de ganancia de la talabanía propiamente dicha. Es la fuente que mana y corre la explicación del control en la zona por el paraguas otanero y sus variadas talibanías bélicas. Por ello lo de Afganistán es como doble canallada que lo de Irak… Por ello me manifestaba con la misma firmeza frente a los zapateriles como ante los rajoys de turno en el bipartidismo triunfante y sus guerras justas o injustas, vestidas de Prada…, digo de OTAN, o en paños menores o mayores. Que los dos polos, digo las talibanías psoeras o populares, son igualmente perversas para quienes quieran ver la verdad y sus consecuencias, para quienes siempre sospechamos que el poder es el malo, lo malo…, o lo peor de todo. Porque, al contrario que en las pelis o la literatura, en la realidad siempre ganan los malos, los más casposos y los que más matan.
Arriba hablo de mariachis, y no vean la guerra larvada y de baja intensidad, que se libra en sitios como Méjico, o Colombia, o..., la lista es ya del mundo. Y todo por la prohibición del comsumo de ciertas sustancias, porque dicen que son peligrosas. También los es la lejía, o el agua fuerte, o los clavos, o el jabón lagarto..., o la absenta de 70º... Pues que la consuma quien quiera, y en condiciones higiénicas y farmacológicas saludadables y punto. Y si eso acontece , ese degüello de militares, y de los civiles ni habla, todo eso de los carteles, todo eso de la guerra de baja intensidad, y la de alta se va al carajo... Pero la industria represiva, la industria de armas, la industria de cuchillos para degollar y otras industrias políticas y de control social y policial, se irían al carajo..., así como quedarían en paro determinado tipo de prostitución, chulos, asesinos a sueldo, militones, testaferros, paraísos fiscales, traficantes de dinero, mercenarios, jefes mafiosos y toda esa cosa nacida al arrimo de la prohibición y de sus usuarios.

Por ello uno adora la ficción creativa, la narrativa brava de un Miguel Espinosa, por ejemplo, y por mencionar alguien a vuelapluma, y para rematar esta entrada.


la droga otan



La droga mata
mata la droga
dicen
propagan
publicitan
encartelan
anuncian
los políticos
sicarios
militantes
votantes
monaguillos
talibanes
periodistas
correveidiles
ratitas de tele
carteles
en las calles
colegios escuelas mercados
plazas diarios de noticias
publicidad oficial y aficionada
teles y radios que vibran esa fuerza
en los países de la alianza
la organización del tratado del atlántico norte
con mando en el mundo

y debe ser cierto
muy certero todo eso
la droga mata
mata la droga

si tienen alguna duda
pregunten
a niños degollados
niñas deshechas por una bomba
madres paridas y estériles
hombres de afganistán
ancianos en dolor
ancianas de dolor
llagados y lisiados
sillas sin ruedas
muñones y muletas de palo
no olvidemos sus acémilas
los seres de sus páramos
y montañas peladas
que se me han muerto como del rayo
de la droga
por la droga
con la droga
para la droga
hacia la droga
de la otan
por la otan
con la otan
para la otan
hacia la otan

si la droga mata
la otan es su verdugo

10 de octubre de 2008

PREMIO Y REFINERÍA

Escribir es escuchar el ruido del mundo
y viajando se escucha mucho mejor

J.M. Le Clézio

Lean bien los lectores, v i a j a n d o, que no haciendo turismo rural o del otro consumo del Mercado de trata de esas blancas y blancos, y si es por motivos de necesidad pues estupendo... Hoy la gente se transporta mucho para ver lo que le dicen en parques temáticos absurdos y otros sucedáneos, la llevan y la traen porque es el Mercado: pero indudablemente no viaja y no lee. Pero esa es otra. O lee novela histórica que es como no leer, o como cuando se leía novela del oeste en plenos años sesenta y en España.
Leí Pavane (1992) en francés, y en la Sevilla de la espectacular EXPO´92, del reciente y flamante premio Nobel de este año. Una estupenda historia contra el Capital y el Mercado, la lucha contra la instalación de una fábrica con la demagogia de crear puestos de trabajo y todo eso, en Méjico y como redención de la miseria de los de abajo en ese país, por una multinacional, con el amparo de las instituciones políticas y su instrumentalización por parte de los políticos de garrafa y caciqueros... Lo mismito que pretenden los de la Junta, que ponen todos sus esfuerzos y recursos a favor de Gallardo y su grupete Balboa, cometiendo, así, lesa prevaricación y otros flagrantes delitos –aunque mi amiga Ana me diga que no hay pruebas, cuando son múltiples y patentes, con la mirada de la Justicia hacia otra parte, como cuando se trata de poderosos siempre-, lo mismito que pretende el mencionado Gallardo y sus planes de industrialización de Extremadura, arrasando todo y usando todo el poder, que todos están a sus pies y a su servicio: sindicatos, Junta, partido, Ibarra (desde su despachito, que me estará escuchando), Vara y todo el entorno de terror de guante blanco, de mano zafia y onerosa: medios de comunicación, alcaldes, peñas... ¡Qué no somos tantainas a estas alturas! Que ya digo que he leído la novela del bretón errante, en formas, lugares, tiempos, cuerpos y mentes, Jean-Marie Gustave Le Clézio, mencionada supra y me espabilé más, si no lo estaba. Los malos son siempre los mismos y lo mismo de tontos, en todo sitio y terreno donde actúa el Capital y su Mercado.

Lo de los premios siempre es manejo, en todo caso, de patrañas y enjuagues, siempre. Incluido en Nobel, creado expresamente para lavar la mala conciencia del inventor de la dinamita y otros usos perversos. Pero me sorprende gratamente este Nobel que por lo menos servirá para que algunas personas descubran la obra de este escritor en verdad y de verdad. No un producto literario de moda o editorial. Un tipo auténtico, como muchos, cuyo interés es escribir, y hacerlo bien, que no otra cosa es ser escritor. Eso de publicar, editar, famoseos, ringorrangos, aires y modos, premios y filfas vienen luego, por lo general, para cargarse la escritura en no pocos casos o para hacer el ridículo en los más.

Leer cosas como esta: Cuando escribo novelas cambio de personalidad, la novela te permite convertirte en otro; es magnífico, meterte en la piel de otra persona, de otro sexo… Tengo poco que ver con los bancos, aunque estoy un poco endeudado… O esta magnífica y breve definición sobre lo que pasa, tan a contramano zapateril y sus progresías: En su opinión, no existe choque de culturas en el mundo actual, sino un poder central industrial y tecnológico al que se resisten las diversas culturas: Ese enfrentamiento responde al esfuerzo por sobrevivir"… Lo que se llama mundialización, continuaba, es el invento de un ser humano nuevo que supera las fronteras y se comunica de diversas maneras nuevas. Un extranjero es alguien que puede imaginar los otros mundos y puede trasladarse a otras civilizaciones, y otras perlas de las buenas.
Vean y leanlo. No se arrepentirán como cuando votan.

Tal vez en un próximo futuro los inventores de la refinería, arrepentidos, como el inventor de la dinamita, master Nobel, creen un premio literario para hacer limpieza de conciencia y de toda ciencia que pretenda denunciar su patraña, el mundial premio Gallardo. No lo quisiera...

7 de octubre de 2008

MAMONERÍA ILUSTRADA Y MONETARIA


Creo que una de las mayores derrotas del arte actual es la casi nula creación de poesía satírica y burlesca, aparte de la erótica de veta brava, no la cuchipanda entre fregada y pijilinda que hoy se llama así, digo en España. Y en general la desaparición del humor del arte de alturas.
Rebelándome contra esas censuras, no medidas ni sonadas, ni anunciadas en los medios de desinformación y propaganda de la chusma y masa, que son todos los medios comerciales y todas las teles, radios y teleles..., elaboro una serie de poemas burlescos y satíricos. Suelen ser sonetos los más, por prestarse el soneto, en su esquema preciso, a este juego de censura burlesca y a la sátira. Aunque no sólo lo hago en sonetos..., si vamos a esto de la mamurria diversa y las ganancias del negociete políticomercantil y todo eso... Y que los lectores no me identifiquen con un ser infeliz, sino, al contrario, con una persona que tiene a gala reírse de todos estos condumios y ansias de riqueza y poderes del común de los que mandan. Feliz en la medida que se puede ser en este mundo, del que se considera un afortunado y que no renuncia a la alegría. Y que todo esto es mera literatura, en donde las mentiras dicen verdades, o la verdad de estas mentiras... Vargas Llosa dixit ut...
Por otra parte el curioso lector siempre puede encontrar poesía de este talante en este sitio o en referidos en el mismo...
Intencionadamente uso el soneto, también, como un homenaje a los maestros clásicos de esta veta o temática de risa y burla de costumbres, latrocinios, engaños, camacucas, cucamonas, trinques, ringorrangos, apariencias, embelecos, camelos, seducciones, enredos, embrollos, disfraces, señuelos, trucos, picardías, fraude, argucias, supercherías, ambustes, astucias y artificios con que los que mandan sumen al todo, y junto con los que mandan los que trincan, especialmente los capitalistas todos y sus mercados, sus entornos de terror y guerras, por petróleos o aguas, da lo mismo, hasta el de abajo engañado por la farfolla, que calla y obedece, ¡ay la servidumbre voluntaria!, y que a la postre es el resposable del desaguisado de fondo, verdad que aherrojado por todo eso que menciono: latrocinios, engaños, camacucas, trinques, ringorrangos, apariencias, embelecos, camelos, seducciones, enredos, embrollos, disfraces, señuelos, trucos, picardías, fraude, argucias, supercherías, ambustes, astucias y artificios... Amén del depósito de su voto que faculta y justifica el Todo Total.
Así que hete aquí el borrador de los sonetos en ese corte (de mangas) que me he hecho, del tirón, esta mañana. Una especie de composición que llamaría algo así como Variaciones sobre la mamonería ilustrada y mercantil/financiera para políticos en cuaresma (por eso de la crisis):

I

y todo lo has mamado del erario
público profesión pose y mando
y todo de la teta como cuando
niño eras y mamar era primario

porque solo un mamón extraordinario
te voy notando cómo dónde y cuándo
porque sé más de ti mientras vas dando
a tus locas mamadas rutinario

destino a tu cartera y la del socio
a su empresa succionas subvenciones
desde la institución haces negocio

el partido y su entorno de tragones
zugan el tino en puto sacerdocio
de chupar y sorber como mamones

y II

y qué mamada larga y lengüetazo
das a la pija sorbo y la mamola
caricia y arrumaco carambola
tu lengua cenital da al latigazo

desde el poder profanas el regazo
para chupar el miembro que acrisola
otro poder se empalma y que te mola
sorber el sexo todo al jeringazo

y trabucas emboque del trabuco
en tu trago chupón y sementero
empreñado tu ser del jamacuco

del hartazgo voraz arrabalero
del servicio mamón y mameluco
tan mamado beodo lambucero






La ilustración es foto de
Spencer Tunick, cuya obra recomiendo encarecidamente
y agradezco que exista para ilustrar entradas como esta.