22 de abril de 2007

MÁS DE LO MISMO: BIPARTIDISMO Y FÚTBOL

Es penoso, cuando no irritante, el postulado majadero y simplista, que te ubica con los del pp cuando criticas al pesoe; y viceversa, del pesoe cuando denostas del pp. Semejante necedad, tamaña bobería, tontuna, torpeza, gansada, zoquetería es inaceptable y producto de cerebros hueros, o huecos, y bífidos; acostumbrados a tener sólo dos equipos en el terreno de juego. Que ese es el ahormamiento mental del asunto futbolero. Y no digamos nada si te meten en alguno de los dos bandos de la Guerra Civil. La cosa raya ya en lo demente con peligro de locuras varias, entre los resucitadores de los bandos de la historia. Por ello mi desprecio a ese espectáculo como conformador de las entendederas de tanto babanca, aturdido, gaznápiro, majadero, memo y mentecato. Que me paso las modas por el forro. Más si son histórico-políticas.

Porque existe una obvia y evidente falta de respeto a la pluralidad de pensamientos, de posicionamiento político, auspiciada desde las teles con mando del tandem pp/pesoe y los telelesdiarios de los bipartidistas, que se traduce en la negación del individuo libre y personal, autónomo e independiente de arracimamientos gregarios, llamados partidos, sindicatos, oenegés, parecidos y asimilados. Y perdido eso, la pluralidad, está perdida la democracia y sus valores, de la que tanto se ufanan y afanan y tratan de vender los bipartidistas, que odian la libertad y aman el fútbol y sus filosofías, atavismos y costumbres.

Pues eso pretenden esos futboleros bipartidistas aglomerados, apiñados, reunidos, concentrados en esos dos partidos con mando nefasto que rigen, manejan y tutelan la vida pública española y sus instituciones, merced a la publicidad, apaños, mentiras con que engañan y las trapacerías publicitarias con que comen los cocos para que los voten, y los impedimentos que ponen para que otros sean escuchados en igualdad de oportunidades, y todo la mesnada de profesionales del engaño social que van desde sicólogos a sociólogos, pasando por chantajistas verduleros, votos cautivos y mil y una maturranga. Puestos al servicio de bastardos intereses del ladrillo o la enseñanza, la sanidad o la industria, acotan sus campos de trinque eliminando todo lo que no sea el otro del par. Porque perro no muerde a perro.

El pp y el pesoe existen por oposición el uno al otro. No por sí mismos, con ideas y proyectos propios. Y es terrible que se reduzca la sociedad a esas dos hemiplejías mentales tan sumamente hueras, interesadas y falsas. Se trata de mandar y trincar y ahí son tan iguales como son. Tarde o temprano pagará la sociedad española haberse dejado engañar, manipular por esos dos bandos. Y, sobre todo, el haber dejado que la pluralidad informativa y personal quedara atrapada por esas bandas en liza. Es una liza con pocos, sino dos, que es expresión de la simpleza, la estupidez, el agipollamiento mínimo, el minimalismo castrador, que niega la realidad múltiple de personas, ideas, proyectos, políticas, y no un cuartel dividido en dos alas, como es. Porque antes la dictadura la ejercía uno y omnipotente, hoy son dos. Algo hemos ganado. Mañana serán tres, tal vez luego cuatro...

Porque el pesoe ha renunciado hace mucho, si alguna vez aspiró a ello, a realizar una sociedad socialista, humana, igualitaria, justa, sin prepotentes ni mandones. Y en esa renuncia está como el pp, si quitamos el folklore publicitario, histórico de cartón piedra y los interesados del trinconeo.

Para escribir todo esto, que es reflexión que observo que el común ejerce poco, hay que ser muy libre de servicios y de trinque diverso o partidista. Y sólo así se es libre, se puede decir una verdad sincera.

Meramente un botón de muestra: Que ande tanto personal con el grave problema de poder ejercer el derecho a una vivienda digna. Que si la pésima situación de la corrupción ladrillera, sus delitos, sus muertes, sus trinques… Todo el mal deriva de no desarrollar el artículo 47 de la Constitución, en el Título I, Capítulo III, que tratan de los “principios rectores de la política social y económica”. Que ya he dicho aquí que el asunto no se solucionará hasta que una ley orgánica desarrolle dicho artículo. Sino eso que llaman la Constitución es papel mojado, luego de pasar por el ano. Pues bueno, desde 1978 quien ha podido desarrollar ese artículo y ejecutarlo han sido el pesoe y el pp. Pero desde luego el pesoe, con catorce años gobernando, bien pudo hacerlo. Pero optó por cuestiones tan socialistas como la OTAN, restricciones laborales y sociales, etc. Del pp en sus ocho años no decimos nada, ya se sabe, más de lo mismo. Que a mí me encanta la memoria histórica del tiempo presente, que es la que es operativa e interesa al presente y al futuro. Y hasta este presente ningún partido en mando, o sea los bipartidarios, o alguien de sus arrabales, ha presentado borrador para desarrollar dicho artículo de derecho a vivienda digna en ningún estamento de legislación para todos. Lo cual es más que sospechoso e incriminador.

Cuando ni el pesoe ni el pp ha desarrollado ese artículo es por evidentes concomitancias, acuerdos, parecidos, intereses compartidos. O tal vez debe ser una de esas doctrinas jurídicas peculiares de los que mandan en tribunales, cuchipandas del Constitucional y demás garitos intelectuales de la cosa jurídica con mando, que se están cargando día a día la Constitución, en servicio y mimesis del bipartidismo reinante, y así el artículo 47 estaría en un “nivel mínimo de protección”, en el que no se contempla su desarrollo en ley orgánica ni ley ordinaria, aunque la Constitución exija su desarrollo en ley orgánica, para ser efectivo, real y operante, y la Constitución sea algo vivo y respetable. Así los ciudadanos están viendo conculcarse un derecho fundamental reconocido en la Constitución, por parte de esos partidos bipartidistas con mando y los cantamañanas de las doctrinas jurídicas y demás tribunales del trinque y conchabeo bipartidista.

Y como siempre el Defensor del Pueblo es un bipartidista pues todo está quieto y en orden.

Por lo que sería razonable la petición del voto para cualquier opción política, que no sean el pp o el pesoe, en aras de la ruptura y destrozo de ese bipartidismo garrafero, atroz, fétido, depredador, dictatorial, terrible, prepotente, nefasto, mafioso para el común de las personas, incluidas las que votan llevadas por esa simpleza del que gusta darse patadas en su propio culo, que es el nuestro, que nunca los votamos ni votaremos. Para seguir con el símil de la filosofía del balompié.

Y que lo que hay que hacer es recoger firmas para que en parlamento de la nación se elabore la ley orgánica para una vivienda digna, que es hora, tras casi treinta años: ¡ya!


NOTA: Mi artículo del mes en elpollourbano.net que por motivos de fallo técnico no salió en su momento y ya está en la web.

1 comentario:

  1. Salomé8:28 p. m.

    Querido Agustín: Son muy justas y verdaderas las cosas que refieres en este artículo, pero creo que sin pretenderlo caes tú mismo en idéntico error al que tratas de poner en evidencia: estableces una distinción clara entre a favor y en contra del fútbol, presuponiendo que quien está a favor o simplemente gusta de ese deporte se ve abocado a participar de una visión bifocalizada de la realidad, en sí misma restrictiva y equivocada, en oposición a quienes como tú no sois seguidores ni simpatizantes de ese deporte ni de todo lo que a su alrededor se mueve. Me permito aclararte que no todas las personas a quienes nos gusta el fútbol -de una forma mesurada y sin caer en fanatismos de ningún tipo- tenemos una visión tan estrecha y sesgada como la que nos presupones. A mí me gusta el fútbol sin exceso; soy simpatizante de un club en concreto sin menospeciar y vilipendiar al resto; admiro a una serie de jugadores por su talento como tales pero también por una serie de virtudes personales de las que hacen gala -como admiro a otro tipo de personas por lo mismo y en diferentes ámbitos de la vida-, y todo ello lo coloco en el sitio exacto en que debe estar -me explico: forma parte de esas cosas que en un momento dado los seres humanos necesitamos para disfrutar de la vida en sus diferentes aspectos, tal como pueden ser otro tipo de espectáculos o de actividades lúdicas-, sin pretender darle más importancia de la que en el fondo tiene.
    Las cosas en sí mismas no son buenas ni malas; todo depende de la forma y el uso que cada cual en función de su propia manera de ser y pensar les otorgue.
    Un saludo afectuoso de mi parte. Y mis más sinceras gracias por tu incansable trabajo en aras de desmontar las mentiras y las incongruencias que asolan nuestra sociedad; admiro tu valentía para llamar a las cosas por su nombre y la energía que derrochas al hacerlo. Siempre es un placer leerte, por tu sabiduría y tu buen hacer.

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.