13 de enero de 2007

DE LAS EXTREMADURAS EMIGRADAS

Leo una reseña sobre un libro de Fernando Savater, ilustrado por el paisano y amigo Gerardo Ramos Gucemas, dice, bueno, eso decía el 22 de julio de 2005... Que luego parece que lo ilustró otro, hermano o primo del Savater.
Lo cierto es que Gucemas, el amigo Gerardo, sólo ilustró magistralmente las partes del libro publicadas en la Revista Ñ, del pretigioso diario bonaerense Clarín. La reseña que leo de esa misma revista decía: Asimismo el libro cuenta con las ilustraciones especialmente realizadas para la publicación del notable Gerardo Ramos Gucemas, artista plástico español radicado en la ciudad de Tucumán desde 1971.
Y en Extremadura, donde nació y se crió, en Llerena, Gerardo Ramos Gucemas no es tan notable, ni tan artista, ni tan plástico. Por lo menos conocido del común. Y eso que existe un Museo Iberoamericano de Arte Contemporáneo en Badajoz capital... Que si no... Bueno y dicen que van a hacer un museo en Llerena, aunque no tiene contenido. Bien pudiera Gerardo...

De momento, y hasta que se vaya conociendo su obra, que esperemos sea pronto, es lo que hay; pero seguro que se pondrá en su sitio, como uno de los pintores y plásticos más interesantes de la Extremadura de los últimos cincuenta años. Pero Gerardo es, en definitiva, un extremeño de la emigración total, de esa Extremadura Invisible, de esa Extremadura Emigrada. Muy lejos de la Extremadura política y todas sus ramificaciones. Y cerca de la belleza, el arte como expresión de lo auténtico y genuino extremeño no domeñado y libre.

1 comentario:

  1. autor +1:26 p. m.

    Truly moving, interesting, certain and good.

    ResponderEliminar

Hay algo que se llama libertad, y que debes ejercer libremente. Así que distingue bien entre las ideas, los sentimientos, las pasiones, la razones y similares. No son respetables; pero cuida, que detrás hay personas. Y las personas, "per se", es lo único que se respeta en este lugar. Muy agradecido y mucha salud. Que no te canse.